Acabamos de vivir un nuevo cambio horario, ese que nos trae atardeceres más largos. Esta nueva modificación horaria, que se aplica como medida de ahorro energético, nos avisa de la llegada del “horario de invierno”, donde veremos cómo disminuyen las horas de sol y llega el frío.

Y es que aunque sólo sea una hora nuestro organismo lo nota y por eso el Grupo NC Salud, empresa especializada en asesoramiento nutricional en farmacias, nos da las claves para superar este domingo y adaptarnos cuánto antes al nuevo horario.

1.- Comenzando el día “como un rey”. El domingo hay que empezarlo con ganas y energía, así que nada mejor que un buen desayuno huyendo de la bollería industrial y los productos con azúcares y grasas añadidas. Como explican desde NC Salud, “el desayuno ideal deberá incluir una pieza de fruta (preferiblemente entera y no en zumo, para aprovechar toda la fibra y nutrientes de la piel), un lácteo desnatado (yogur o leche) o bebida vegetal, una fuente de hidratos de carbono de asimilación lenta (muesli, pan de semillas integral, avena…), y una fuente de proteínas bajas en grasas (queso fresco o fiambre de pechuga de pollo o jamón york).

2.- Cinco comidas que el día es muy largo. Es domingo, hace frío y estamos en casa… Seguro que acabamos picoteando de aquí y de allá, pero eso no tiene por qué ser malo si nos organizamos. Por ello, es recomendable fijarse un momento a media mañana y otro a media tarde para tomar un tentempié con alimentos saciantes, de modo que no nos veamos seducidos por alimentos calóricos o poco saludables: una pieza de fruta, un lácteo o un sándwich vegetal, serán nuestros aliados.

Cambio de hora. 3.- ¿A qué hora como? Una de las grandes preguntas para este domingo será si es positivo mantener el horario normal de almuerzo o modificarlo. En este sentido, Carlos Fernández, Director Médico del Grupo NC Salud explica que “resulta positivo que el domingo comamos media hora antes de lo habitual, para evitar que nuestro organismo tenga que esperar mucho más tiempo del que acostumbra para recibir los nutrientes”.

4.- ¿Y la siesta? Esta costumbre tan española,es uno de los regalos que nos podemos dar más a gusto en fin de semana. Pero en este caso no es lo más recomendable porque nos descontrolará aún más los horarios. Así que mejor evitarla, y si no es posible, que no supere la media hora.

5.- Toda la tarde por delante. La tarde de este particular domingo se percibe larga, pero no debemos verlo como algo negativo: solemos quejarnos de falta de tiempo, y este día nos brinda una tarde con más tiempo de lo normal. Así que aprovecha para hacer esas cosas que siempre quieres hacer y no puedes y sobre todo para hacer esas cosas que te encanta.  La recomendación de Grupo NC Salud recomienda es aprovechar las primeras horas de la tarde, en las que aún hay luz del sol, para realizar algo de actividad física suave, como pasear o montar en bicicleta, pues nos ayudará a relajarnos y a mantenernos distraídos.

6.- A la cama. Llegaremos al final del día con poca sensación de cansancio, por lo que es bueno tomarse alimentos ricos en triptófano que nos ayudarán a conciliar el sueño a la hora adecuada.

7.- A por la rutina. El domingo y los días próximos, es importante mantener una rutina alimentaria y de sueño estricta, especialmente con los más pequeños de la casa. Así que aunque no tengas sueño, vete a la cama a la hora de siempre, y aunque no tengas hambre no esperas a tenerla porque quizás sea muy tarde.


Lorena Pérez

Lorena Pérez

Licenciada en Periodismo, lleva diez años escribiendo en distintos medios sobre salud, ocio y cine. Aficionada a la buena cocina y la buena comida (sólo si es sin gluten), deportista y cinéfila sin remedio, se acerca al mundo de la salud desde un punto de vista amable y riguroso, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los lectores de Knowi.