Sí sí, tal y como estás leyendo…vas a poder decir bye bye a esos molestos dolores menstruales que nos acompañan cada mes…y no te lo dice una cualquiera que no los sufre, mejor dicho, que no los ha sufrido, porque desde que el aceite de onagra entró en mi vida los analgésicos ya no son mis mejores amigos.

La onagra se extrae de las semillas de una planta, de la prímula, que pertenece al orden de las mirtifloráceas, familia de las onagráceas,  del género Oenotherae. Es originaria de Norteamérica. La planta de la prímula y sus semillas han sido usadas por los indios americanos durante siglos, usaban toda la planta como infusión en agua caliente para curar  heridas, para tratar problemas cutáneos y también el asma.

Los herboristas describen la prímula como poseedora de propiedades astringentes, sedantes, ayuda en los trastornos gastrointestinales, el asma, y, en lo que nos vamos a centrar en este artículo, los dolores menstruales.
Las semillas de la prímula contienen ácido oleico, ácido linoleico y ácido gammalinolénico. Son ácidos grasos esenciales y se llaman así porque el organismo no puede sintetizarlos, por lo que necesitamos comer alimentos que los contengan: aceite de girasol, aceite de maíz, hígado, riñones, sesos, pan integral, carne magra, legumbres, hortalizas verdes, pescado, marisco, aceites de hígado de pescado…

Los ácidos grasos esenciales juegan un papel fundamental proporcionando energía, aislando los nervios, manteniendo la temperatura corporal, y forman parte de la estructura de la célula y son vitales para el metabolismo, además son los precursores de unas moléculas importantísimas de vida corta llamadas prostaglandinas.

En concreto el ácido gamma-linoleico ayuda a producir la hormona prostaglandina E1 que a su vez ayudará a evitar problemas típicos de las mujeres como inflamaciones, dolor y sensibilidad aguda en los senos, irritabilidad, hinchazón…etc o más conocido como síndrome premenstrual se presenta en las mujeres en la segunda fase del ciclo menstrual, justo después de la ovulación y antes de la menstruación (de 7 a 14 días antes de menstruar). No es considerado como una enfermedad, pero sí que se hace necesario tratarlo cuando la calidad de vida de las mujeres se deteriora y las molestias aumentan hasta niveles que no dejan llevar una vida normal. Se comenta que el 80% de las mujeres sufren uno o más de los síntomas de este síndrome, como son tensión mamaria, hinchazón, retención de líquidos, dolor abdominal o de cabeza, depresión, irritabilidad…y es por ello que este aceite de onagra actúa de manera eficaz.

El aceite de onagra tiene otros múltiples beneficiosos efectos, así que consulta con tu ginecólogo o acude a tu herbolario más cercano para que te aconsejen acerca de su uso, ya que, aviso, no es efecto milagro y en cuanto te tomas las primeras píldoras el dolor desaparece. NO. Hay que ser constante, pero a las pocas semanas de comenzar a tomarlas empezarás a notar sus beneficios.