El aftersun es una crema hidratante que se utiliza normalmente después de la exposición al sol, por lo que en esta época del año es un indispensable en nuestro botiquín. Os contamos qué función cumplen.

Después de un tiempo expuestos al sol, la piel se deshidrata perdiendo agua como otros agentes. Además puede llegar a inflamarse e incluso a quemarse, por eso después de la exposición solar siempre es necesario cuidar nuestra piel, sobre todo si hemos llegado al extremo de quemarnos.

Leer más

Antes de llegar a la parte de recuperación de nuestra piel, debemos tener muy claro cuáles son las medidas de protección básicas de cara a la exposición solar. 

Tomar el sol en las horas centrales del día siempre es un error, además hay que utilizar el fotoprotector de acuerdo con nuestro tipo de piel y renovar la dosis cada dos horas y siempre tras salir del agua. Además es importante que los bebés utilicen un tipo de fotoprotector especial para los bebés y que tengan especial cuidado ya que los efectos de sol en su sensible piel son potencialmente muy peligrosos.

 

Te puede interesar: Sólo un 2,5% de los españoles sabe aplicar correctamente el fotoprotector

 

Una vez que hemos tomado todas las medidas necesarias para tomar el sol, y nos hemos expuesto al mismo, llega el momento de ayudar a recuperar nuestra piel. Durante la exposición ésta ha perdido agua, por eso siempre tenemos sed, pero ha perdido también otros agentes hidratantes, por eso el aftersun con sus componentes hidratantes, antiinflamatorios y antioxidantes son necesarios tras la exposición solar.

El objetivo de los elementos hidratantes es que la piel recupere elasticidad y los niveles normales de agua, y es algo que comparte también con las cremas hidratantes. Pero un aftersun incluye también otros elementos que ayudarán al cuidado de la piel tras la exposición solar.

aftersun

Entre estos elementos están los antioxidantes, que contribuyen a frenar el envejecimiento de la piel y son un estupendo elemento a encontrar en un aftersun.

Como también lo son los antiinflamatorios, que ayudan a disminuir la inflamación de la piel, calman y alivian el picor en caso de que se hayan producido picaduras.

Además cada vez los aftersun incluyen más ingredientes, como vitaminas del tipo E, Aloe Vera, etc.

El objetivo es ayudar a recuperar la piel y aliviar los problemas derivados de la exposición solar.

También es muy recomendable beber abundante agua, tomar fruta bien sea en su forma natural o en zumos, y consumir más verduras cuando la exposición al sol va a ser mayor, porque nuestro organismo va a necesitar una mayor ingesta de líquidos.

Ocultar


Lorena Pérez

Lorena Pérez

Licenciada en Periodismo, lleva diez años escribiendo en distintos medios sobre salud, ocio y cine. Aficionada a la buena cocina y la buena comida (sólo si es sin gluten), deportista y cinéfila sin remedio, se acerca al mundo de la salud desde un punto de vista amable y riguroso, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los lectores de Knowi.