El agua es buena para todo lo que tenga que ver con nuestra salud, y para nuestro aspecto exterior también. El agua micelar es el producto más de moda para limpiar nuestro rostro en profundidad de una manera cómoda, sencilla y asequible. Por algo ha conseguido hacerse con el mercado.

Nuestra piel exige cuidados y especialmente la del rostro. Limpiarla en profundidad por las noches es el consejo básico que ofrecen los dermatólogos, pero saber elegir los productos adecuados es igual de importante y no siempre es fácil. Más que nada porque existen en el mercado una gran cantidad de productos para el cuidado de la cara: exfoliantes, cremas limpiadoras, leches limpiadoras, tónicos, mascarillas… Cada producto tiene su función, informarse es básico para lucir una piel limpia y cuidada y ahora parece ser que con uno solo de esos productos solucionamos el problema.

Y es que el agua micelar limpia la piel en profundidad sin necesidad de tener que usar más productos. Sólo tenemos que aplicar un algodón o disco desmaquillante impregnado en agua sobre la piel para eliminar todas las impurezas. Un gesto que no nos llevará más que unos minutos y que dejará un resultado perfecto. El agua micelar es una solución acuosa enriquecida con micelas, que son moléculas que funcionan como una especie de imán atrapando toda impureza de la piel. Las primeras que aparecieron en el mercado se utilizaban como complemento al desmaquillante, sin embargo cada vez es más frecuente que realicen las funciones de limpiador y tónico e incluso hidraten la piel.

El producto se puede aplicar también en ojos y labios, aunque existen algunas clases específicas para estas zonas de la cara. Las personas con pieles sensibles no tienen por qué preocuparse ya que el agua micelar está pensado para ellas al no requerir aclarado evitando así la acción secante del agua sobre la piel. Sea cual sea el tipo de piel que tengamos este producto resulta de lo más completo y cómodo. Se pueden encontrar en establecimientos de belleza y también en grandes superficies.

 


Lorena Pérez

Lorena Pérez

Licenciada en Periodismo, lleva diez años escribiendo en distintos medios sobre salud, ocio y cine. Aficionada a la buena cocina y la buena comida (sólo si es sin gluten), deportista y cinéfila sin remedio, se acerca al mundo de la salud desde un punto de vista amable y riguroso, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los lectores de Knowi.