Es una de las enfermedades neurodegenerativas más duras que existe y por desgracia aún no existe remedio para poder prevenirla. Sin embargo un estudio publicado en la prestigiosa Nature, señala que la vacuna contra el Alzheimer podría estar más cerca.

Un nuevo artículo titulado“The antibody aducanumab reduces Aβ plaques in Alzheimer’s disease” y publicado en Nature analiza los resultados de una nueva terapia cuyo objetivo sería prevenir la aparición de esta enfermedad neurodegenerativa que tanto daño causa en la sociedad actual.

shutterstock_228844273

Los depósitos de la proteína beta-amiloide  fueron descubiertos ya hace 25 años como catalizadores de la enfermedad, y son los responsables de la disfunción sináptica y degeneración neurológica. Hasta el momento todas las vacunas y terapias que se habían creado para luchar contra ellos no habían dado los resultados esperados.

En este nuevo estudio se suministró un fármaco, conocido como “aducanumab”, durante 12 meses a un grupo de ratones y a otro grupo se le dio un placebo. Los resultados señalaron que la terapia funcionaba y era capaz de remover los depósitos de beta-amiloide del cerebro de los ratones. Estos resultados fueron recibidos con cautela, ya que los científicos creen que se necesitan pruebas en humanos para poder ser verdaderamente optimistas con el estudio.

Sin embargo, también se encontraron algunos efectos secundarios al tratamiento. Casi 40 de los ratones de prueba debieron ser retirados debido a que se aumentó el riesgo de provocarles hemorragias en el cerebro. No obstante, ninguno de los ratones llegó a desarrollar los síntomas propios del Alzheimer, sólo aumentaron las posibilidades de que se presente la hemorragia, por lo que los científicos consideran que aunque aún queda un camino importante por recorrer, pueden estar en la buena dirección.

Por el momento, se ha confirmado que seguirán investigando en ratones para evitar esas hemorragias, y que el siguiente paso sería llevar la prueba al terreno humano.


Lorena Pérez

Lorena Pérez

Licenciada en Periodismo, lleva diez años escribiendo en distintos medios sobre salud, ocio y cine. Aficionada a la buena cocina y la buena comida (sólo si es sin gluten), deportista y cinéfila sin remedio, se acerca al mundo de la salud desde un punto de vista amable y riguroso, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los lectores de Knowi.