Asturias, denominada oficialmente como Principado de Asturias, celebró en el día de ayer su DÍA, siendo coincidente con la festividad de la Virgen de Covadonga o “La Santina” como la llaman sus paisanos. Pasar el 8 de septiembre con el corazón en TU casa y el cuerpo lejos te hace sentir un poquito triste, por eso me permito darme el capricho y dedicarle unas líneas a mi tierrina.

No son pocas las personas que a la vuelta de las vacaciones me han comentado que han pasado parte o casi todas ellas en Asturias. Denominada oficialmente Principado de Asturias, es una comunidad autónoma uniprovincial de España. Situada en el norte, ocupa un área total de 10.603,57 km², en el que habitan 1.058.976 personas (INE, 2014). Fronteriza al oeste con la provincia de Lugo, al norte con el mar Cantábrico, al este con Cantabria y al sur con la provincia de León, recibe el nombre de Principado por razones históricas, al ostentar el heredero de la Corona de España el título nobiliario de «Príncipe de Asturias», establecido por Juan I de Castilla en el año 1388. Su capital es la ciudad de Oviedo, mientras que Gijón es su ciudad más poblada.

shutterstock_94812274

Lago Enol, Picos de Europa.

Es la Comunidad Autónoma más montañosa de España, y una de las regiones más montañosas de Europa. Se encuentra en la denominada “España Verde” y esto la convierte en un tesoro para los amantes del senderismo y la montaña. Es un territorio medioambientalmente ejemplar y una prueba de ello son los más de 70 espacios protegidos que alberga entre los que se encuentran las seis Reservas de la Biosfera declaradas por la Unesco en el Principado. Prepara tu mochila sin olvidarte del chubasquero (la lluvia es una eterna compañera de esta tierra) y ven a descubrir el “Paraíso Natural” de color verde esmeralda. Las reservas de Oscos-Eo, el Parque Nacional de Los Picos de Europa los Parques Naturales de Las Fuentes del Narcea, de Las Ubiñas-Mesa, de Somiedo y de Redes no te dejarán indiferente. Osos pardos, lagos, bosques mágicos, acantilados de vértigo…dan forma a este salvaje y abrupto territorio.

La costa asturiana, menos conocida por los turistas ya que en los mapas del tiempo del telediario las nubes oscuras siempre nos acompañan, está compuesta por más de doscientas playas y las hay de todo tipo: grandes y pequeños arenales, pedreros, o recónditas calas. Todas y cada una tienen un encanto distinto, y según sus características y servicios posibilitan la práctica de distintos deportes náuticos, entre ellos el surf y la pesca. Trescientos cuarenta y cinco kilómetros de costa en Asturias en los que el viajero puede disfrutar plenamente del encanto de esta gran diversidad.

shutterstock_110110985

Pueblo marinero de Lastres.

En el aspecto cultural Asturias no se queda atrás. Diferentes atracciones turísticas han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco: cuentan con esta distinción una parte del Arte Prerrománico asturiano, la fuente de la Foncalada y la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo, y cinco Cuevas prehistóricas con Arte Rupestre. El Arte Prerrománico asturiano surge con el nacimiento de la Monarquía Asturiana, a partir del siglo IX. Es una arte único estrechamente vinculado al primer reino cristiano de la Península Ibérica y del que aún quedan numerosos ejemplos como la iglesia de San Julián de Los Prados, la de San Miguel de Lillo, San Pedro de Nora, Santa María del Naranco y Santa Cristina de Lena, principalmente. 

shutterstock_172763942Y cómo no, hay que destacar su gastronomía, donde el concepto “cantidad” se rige por otros parámetros y con una ración comen cuatro. Las carnes y embutidos, los pescados y mariscos, sus fabulosos quesos (hasta 42 variedades), sus novedosos vinos con la Denominación de Origen Vino de Calidad de Cangas, la siempre fiel sidra asturiana y sus dulces, componen un índice de sabrosos productos de excelente calidad. La fabada, el queso de cabrales y la sidra son habituales en cualquier región de España, pero el fenómeno del “cachopo asturiano” está generando una legión de adeptos que incluso han llegado a la creación de “La Guía del Cachopo” , manual de cabecera de cualquier buen asturiano que presuma de serlo.

Destino más que saludable en cualquier época del año (siempre y cuando no te pases con el dicho popular “Con fabes y sidrina nun fae falta gasolina”) desde Knowi os recomendamos que os animéis a descubrir este pequeño paraíso tan cercano.