Aún estamos en verano, quedan pocos días para seguir disfrutando del sol, pero hay que aprovechar para seguir disfrutando  de barbacoas con amigos o con familiares. Pero cuidado, que también es muy frecuente caer en los excesos típicos de este tipo de quedadas veraniegas, ingiriendo en exceso cantidades industriales de alimentos y bebidas. Con esta serie de buenos consejos, podremos disfrutar de las barbacoas de verano de la forma más saludable.

  • Controla las bebidas alcohólicas. Un par de cervezas son suficientes para no aumentar las calorías en forma de alcohol.
  • Reduce los radicales libres en las barbacoas. Tenemos que saber que en unas horas mezclamos varios elementos productores de daño en el ADN de nuestras células, como los rayos UV del sol, las sustancias cancerígenas del tabaco, las aminas heterocíclicas de los alimentos chamuscados y las grasas trans o hidrogenadas de algunos alimentos más que apetitosos. Tenlo en cuenta e intenta exponerte los menos posible.
  • Reduce las salsas. Los alimentos cocinados en una barbacoa ya tienen un sabor especial si están preparados en su punto. No hay necesidad de añadir más salsas (calorías y grasas extra). Aprovecha las especias naturales como el orégano, pimienta, albahaca…son más saludables para nuestro organismo.
  • Empieza por una ensalada bien completa para llenarte y reducir el apetito. De esta manera equilibramos la barbacoa con una buena dosis de vegetales, fibra, agua, vitaminas y minerales.
  • No sólo de carne se hace una barbacoa. Tenemos que probar a hacer barbacoas de pescados y mariscos variados, que aportan proteínas y ácidos grasos omega-3 que benefician en gran medida los entrenamientos en bicicleta.
  • Ten a mano limón fresco para aliñar las carnes rojas y los mariscos ricos en hierro. Los cítricos son buenas fuentes de vitamina C y mejoran la absorción del hierro en nuestro organismo, un mineral muy importante para cualquier deportista.
  • Inventa nuevos y ricos pinchitos. Los pinchos son más fáciles de servir y permiten preparar varios alimentos como hortalizas y frutas frescas intercaladas entre sí. De este modo conseguiremos una barbacoa más original, completa y equilibrada.
  • Evita las bebidas azucaradas o combinadas como la sangría, el tinto de verano o los mojitos. Más saludable resulta colocar varias jarras de limonada casera sin azúcar con agua, limón, unas hojitas de menta y mucho hielo. Son mucho más refrescantes y bajas en calorías, además de saludables.