Más de 12.300 mujeres son diagnosticadas de algún tipo de cáncer ginecológico en nuestro país cada año. Para concienciar a los profesionales médicos y a las mujeres sobre los distintos tipos de cáncer ginecológicos y su sintomatología, la asociación ASACO (Asociación de Afectados por Cáncer de Ovario) celebra el próximo domingo en la Plaza de Oriente de Madrid, el Globeathon, una jornada lúdica que concluirá con una marcha por los cánceres ginecológicos que se ha venido desarrollando en todo el mundo desde principios de mes.

El cáncer ginecológico no es sólo el cáncer de ovario, aunque éste sea el más agresivo, también existe el cáncer de útero, cérvix, vulva y vagina. De ahí la importancia de una jornada que pretende informar a la población en general de la existencia de estas enfermedades que afectan en el mundo a más de cinco millones de mujeres (diagnosticadas) y que en España alcanzan los 12.300 casos diagnosticados. El cáncer de endometrio, explica el Doctor Lucas Minig, Jefe del Servicio de Ginecología, ginecólogo oncólogo y representante en el acto de presentación de Globeathon del Instituto Valenciano de Oncología (IVO), es el más frecuente de todos, “pero en el 90% de los casos se detecta en etapas iniciales porque suele dar síntomas como el sangrado en la menopausia”. El cáncer de cuello uterino, señala el doctor, “tiene una prevalencia escasa en España, siendo sin duda el cáncer de ovario el más complicado, el gran desafío al que nos enfrentamos”.

Un 80% de las mujeres diagnosticadas con cáncer de ovario están en una fase avanzada, “porque no hay forma de detectar de manera temprana la enfermedad, es un tumor que tiene una génesis muy rápida y una sintomatología inespecífica”, explicaba el doctor Antonio González, miembro de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario (GEICO). Uno de los síntomas del cáncer de ovario puede ser el dolor abdominal, “pero de cada 10.000 mujeres que pueden pasar por urgencias con dolor abdominal quizás 1 tenga cáncer de ovario, por lo que no se puede pedir a cada una de ellas una ecografía”. Lo que sí es importante, recordó, es que “los médicos tengan en cuenta la posibilidad de diagnosticar el cáncer de ovario, porque sólo se diagnostica si se piensa en él”.

image009De ahí que el Globeathon, iniciativa que parte de EE.UU. sea tan importante para ASACO. “Los médicos tienen que pensar en esta enfermedad cuando una mujer presenta alguno de los síntomas, y las mujeres tenemos que ser pesadas con los médicos si no nos dan solución a los problemas, no podemos conformarnos”, señaló Paz Ferrero, presidenta de la asociación.

En la presentación de esta jornada participó también María Ángeles, una paciente diagnosticada recientemente de cáncer de ovario que hizo hincapié también en la importancia de que los médicos de urgencias y de atención primaria pensaran más a menudo en el cáncer de ovario. “Comencé con molestias abdominales y mucho cansancio, y desde que empecé a consultar a los médicos hasta que me dieron el diagnóstico pasaron seis meses, con lo cuál el cáncer ya estaba más avanzado”, señaló.

El gran problema, según el doctor González, es que “no hay, ni se espera, técnica para el diagnóstico precoz en el corto plazo”. González señaló la importancia de que las mujeres acudan al médico rápidamente en cuanto noten algunos de los síntomas y que una vez diagnosticadas se tenga en cuenta el tipo de cáncer de ovario que padece y se aplique la técnica más adecuada para luchar contra él. Lo ideal, señaló González, es que sean “operadas por equipos quirúrgicos adecuadamente entrenados para este tipo de enfermedad”.

En este punto, tanto el doctor Minig como el doctor González, llamaron la atención sobre la importancia de la figura del ginecólogo oncólogo, subespecialización que no existe aún en España. “Cuando nos encontramos con un cáncer de ovario, la mejor opción para enfrentar la enfermedad es la cirugía. La mujer tiene que ser operada por un equipo quirúrgico multidisciplinar en el que además del ginecólogo oncólogo habrá internistas, cirujanos generales, etc. El objetivo es estirpar la enfermedad tanto de la pelvis como del abdomen para que las opciones sean mayores para las pacientes”. Su esperanza de vida se puede prolongar hasta en un 20%.

Sintomatología inespecífica

El cáncer de ovario se puede dar a cualquier edad pero es recomendable estar más pendiente a partir de los 50 años. Los síntomas de las mujeres con cáncer de ovario son inespecíficos pero si persisten durante dos o tres semanas se recomienda visitar al médico. Los principales son los siguientes.

-Hinchazón abdominal.

-Dolor pélvico o abdominal.

-Frecuente necesidad de orinar.

-Estreñimiento o diarrea.

-Frecuente sensación de plenitud.

-Pérdida de apetito.

-Cansancio excesivo.