Suena el despertador de nuevo a las siete, abres un ojo y dices, ¿ya?, ¿pero ya? Y piensas, “necesito un día más para descansar del finde, menuda estafa”, “la semana laboral debería ser sólo de cuatro días”, “¿y si llamo y digo que me he levantado con fiebre y un terrible catarrazo, o que mi novio me ha dejado encerrada en casa sin querer y no tengo llaves”… Nada, no hay excusa posible, los lunes llegan siempre: levántate, dúchate, métete dos litros de café y a arrancar la semana. Pero este lunes va a ser distinto, palabra.

 

Ya sabéis amigos, que en Knowi estamos empeñados en hacer vuestra vida más fácil, más saludable y por tanto mucho más feliz. La vuestra, y de paso la del resto de personas con las que os cruzáis el lunes a primera hora de la mañana, que no son los que han inventado el lunes y no tienen que pagar por ello.

shutterstock_70543624

Cambiando el chip YA!

Así que atentos porque os vamos a explicar por qué el lunes es un día genial. Y no, no es que esté hasta arriba de cafeína, ni que sea la persona más optimista y positiva del mundo, pero es que en Knowi siempre vemos el vaso medio lleno, es una de nuestras señas de identidad, y empezar la semana lo vemos como una nueva oportunidad para mejorar todo lo que queramos mejorar. ¡Así que en serio, deja ya los bufidos y lee atentamente esta especie de guía para encarar los lunes de una manera totalmente diferente.

-Despiértate con música. Buena, mala, actual, rock, heavy, Julio Iglesias… lo que más te anime. Está más que demostrado que la música se relaciona con el estado de ánimo y ayuda a calmar, a concentrarse, a espabilarse… Así que necesitarás una buena selección de canciones animadas que te acompañarán en estos primeros minutos. En la ducha, haciéndote el desayuno, vistiéndote… Déjate llevar y verás cómo te vas relajando y te va cambiando la cara. Eso sí, ¡cuidadito con el volumen, que no son horas!

-Desayuno saludable. Es el mejor día para tomar decisiones: “voy a dejar de ponerme hasta arriba de donuts y bollería industrial”. Un cafelito, un zumo, unas tostadas con aceite y tomate, un yogur, incluso unos huevos revueltos si se tercia. El desayuno es la comida más importante del día, nos va a dar energía para toda la jornada y puede ser delicioso. Empieza el lunes cambiando el hábito del típico desayuno repleto de grasas saturadas y mantente firme, lo notarás por dentro y también por fuera.

shutterstock_128456573-Transporte público sí o sí. No sé por qué extraño motivo coger el coche un lunes es sinónimo de llegar súper tarde. Por alguna razón el ser humano considera que meterse en un atascazo es la mejor manera de empezar la semana…y todo el mundo coge el coche. ¡ERROR! Transporte público clarísimamente. Te pones tu música favorita, tu novela favorita y dedicas ese rato a introducirte en otros mundos.

-Una vez que llegas a la ofi, lo primero que tienes que hacer nada más encender el ordenador es entrar en knowi.es, porque vamos a darte un montón de consejos estupendos. Luego ya puedes ponerte al día en lo que al mundo real se refiere, pero sus informaciones no son tan positivas como las nuestras… Lo de knowi tenía que decirlo, pero ahora en serio, en la oficina se trabaja, pero es bueno que el lunes empieces poquito a poco, sin agobios, sin estrés, revisando correos, revisando agenda, marcándote objetivos…

-La comida como el desayuno: saludable. Empezaste la mañana cambiando el desayuno, hazlo también a la hora de comer. Que sí, que ahora con el frío, la fabada del asturiano de al lado de la ofi entra estupendamente, y de vez en cuando no está mal, pero piensa en tus pobres arterias y acostúmbrate a una dieta más saludable. Está siendo un lunes de decisiones, ¿no?, pues ésta es importante, además de que la dieta mediterránea es lo más saludable, tiene efectos a largo plazo y también a corto, ya que al ser más ligera la vuelta al curro por la tarde será mucho más llevadera.

shutterstock_187743170-Apaga el ordenador a tu hora. Trabaja como de ti se espera hasta la hora de la salida. En ese momento o te tomas unas cañas con tus compis o te vas a casa a seguir tomando decisiones saludables que sólo te traerán felicidad.  Por ejemplo es un día excelente para hacer deporte y así limpiar el organismo, que seguro que el finde ha sufrido un poquito. Nadar o correr son algunos de los deportes más completos, así que anímate. Una buena pachanga de fútbol o un pádel también son buena opción entre otras cosas gracias al componente social.

-Visita al súper: Lo habías decidido a primera hora de la mañana, cuando en vez de la palmera de chocolate te tomaste tu tostada y tu manzana, así que ahora tienes que llegar hasta el final. Frutas, verduras, legumbres, cereales, algo de carne roja, pollo, lácteos… Productos frescos y sabrosos que harán de tu nevera un rincón de salud. La alimentación es fundamental, nuestra salud depende totalmente de lo que tengamos en la nevera.

-Dedícate un rato para ti. El lunes hay que tomárselo con tranquilidad y dedicarlo, para que no sea tan duro, a las cosas que realmente uno necesita y le apetecen. Podemos tomárnoslo como una transición un tanto brusca al resto de la semana…Así que si te apetece leer en el sofá, lees; si te apetece currarte una buena cena para tu pareja, estupendo; si quieres ver una peli rara de esas que sólo a ti te gustan, no llames a nadie, póntela y disfrútala. Llegarás a la cama, tras una cena también saludable, encantado con el lunes.

Si tienes niños intenta adaptar tus rutinas de lunes siguiendo estos consejos, ellos ya son una fuente de felicidad aunque a veces no lo parezcan…, así que no será demasiado duro sobrellevar el lunes con esos pequeños rondándote. Además en cuanto les acuestes podrás disfrutar de tu tiempo. Si eres uno de los millones de desempleados que tiene nuestro país, el lunes es el día perfecto para que actualices contactos, redes sociales laborales, alarmas en páginas de búsqueda de empleo…etc. Cada día estás más cerca de encontrar tu hueco en una empresa. ¡Mucho ánimo! ¡Pronto tendrás uno de estos lunes!