Las altas temperaturas del verano se acercan y requieren una mayor hidratación especialmente en aquellas personas que pertenezcan a grupos de mayor riesgo como los ancianos y los niños. El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmaceúticos lanzó el año pasado su campaña de hidratación bajo el lema “Cinco claves en hidratación”, que ahora recordamos. Consejos sencillos y útiles para disfrutar al máximo del verano.

El objetivo de la campaña, explican desde el Consejo, es hacer hincapié en la importancia de la hidratación y que el mensaje cale en la sociedad para evitar todos aquellos problemas derivados de las altas temperaturas y la escasa hidratación. Así todos los interesados pueden recoger el folleto en las farmacias e informarse adecuadamente. La campaña también ayuda a los farmacéuticos con información sobre hidratación en función de la edad de sus clientes y de su forma física con el documento técnico “Pautas de hidratación con bebidas con sales minerales”.

shutterstock_208023715Las claves básicas para hidratarse de manera adecuada que aparecen en el folleto, son cinco y son las siguientes:

  • Beber sin esperar a tener sed. No es necesario esperar a tener sed para beber, de hecho la sed es una señal precisamente de que necesitamos líquidos, así que mejor no esperar a que suene la alarma.
  • Beber entre 2 y 2,5 litros de líquido. No significa beber agua sin parar durante el día, hay muchos más alimentos y bebidas que nos aportan líquido, especialmente las frutas y las verduras, pero en cuanto a la cantidad diaria se hace necesario alcanzarla.
  • Las bebidas con sales minerales pueden facilitar una mejor rehidratación:  Son recomendables cuando cominenzas a sentir síntomas relacionados con la deshidratación como es la sed, la sequedad de mucosas y de la piel. Las bebidas con estas sales minerales y azúcares pueden ayudar a que recuperes el nivel de hidratación más rápidamente.
  • Hidrátate antes, durante y después. El ejercicio, aunque sea a un nivel bajo o moderado, reducirá los niveles de agua y sales minerales de nuestro cuerpo, por lo que se hace básico hidratarse antes, durante el ejercicio y por supuesto despúes. Además los farmaceúticos hacen hincapié en su folleto de la importancia de no realizar ejercicio en las horas centrales del día. Así que ya sabéis si sois habituales del running, la bici, el fútbol…etc, a primera hora de la mañana o a última. No merece la pena arriesgarse.
  • ¡Ojo si llevas a cabo algún tipo de dieta! Es posible que si estás a dieta puedan variar tus requerimientos específicos de agua, así que lo más recomendable es tener una rutina en cuanto a la ingesta de líquidos y seguirla estrictamente, sobre todo cuando más apriete el calor y durante el ejercicio físico.

Las altas temperaturas pueden pasar factura a nuestro organismo si no sabemos protegernos del sol e hidratarnos correctamente. Especialmente aconsejable es evitar el ejercicio físico en las horas centrales del día y el contacto directo con el sol cuándo éste está alto. Buena protección para la piel, gafas de sol y una botellita de agua fresca se convertirán en grandes compañeros cada vez que salgamos a la calle para proteger nuestra piel, nuestros ojos y mantenernos frescos (lo más posible) e hidratados.

 


Lorena Pérez

Lorena Pérez

Licenciada en Periodismo, lleva diez años escribiendo en distintos medios sobre salud, ocio y cine. Aficionada a la buena cocina y la buena comida (sólo si es sin gluten), deportista y cinéfila sin remedio, se acerca al mundo de la salud desde un punto de vista amable y riguroso, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los lectores de Knowi.