Según el Informe Científico para la Guía Alimentaria de los Estados Unidos, elaborada por el Comité Asesor del Departamento de Agricultura y el Departamento de Servicios de Salud Humana de los Estados Unidos, se recomienda una dieta rica en hortalizas, frutas, cereales y legumbres, al tiempo que deben limitarse los azúcares añadidos a un máximo del 10 por ciento del total de calorías diarias, por lo que resulta de gran importancia que los consumidores sean conscientes de que el zumo de frutas es una bebida rica en nutrientes que carece de azúcares añadidos.

El informe afirma que aproximadamente la mitad de la población adulta de Estados Unidos tienen una o más enfermedades crónicas evitables, relacionadas con unos patrones de dieta muy deficientes y con una escasa actividad física. Son enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes tipo 2 y diversos tipos de cáncer. Más de dos tercios de los adultos y casi un tercio de los niños y jóvenes tienen sobrepeso u obesidad en Estados Unidos, lo que aumenta el perfil de salud deficiente e incrementa el riesgo de enfermedades crónicas.

Leer más

En este estudio se ha visto que la dieta de los estadounidenses es pobre en frutas por lo que se recomienda incrementar su consumo. El informe considera que las frutas y sus zumos son una excelente fuente de vitaminas A, C, B9 (ácido fólico), e incluso de fibra, magnesio y potasio (los zumos de hortalizas). Estos componentes son muy beneficiosos para la salud. En el citado estudio se incluyen los zumos como alternativa a las frutas frescas para favorecer el cumplimiento de las recomendaciones de ingesta diaria de frutas y no se establece ninguna limitación respecto a la ingesta de zumos de frutas.

Alimentación en Estados Unidos

La Guía Alimentaria de los Estados Unidos recomienda una dieta rica en hortalizas, frutas, cereales y legumbres.

El estudio considera que una dieta pobre y la falta de actividad física son los factores más importantes que contribuyen al sobrepeso y la obesidad, afectando a hombres, mujeres y niños de todos los segmentos de los Estados Unidos. También señala que incluso en ausencia de sobrepeso, una dieta pobre y la falta de actividad física están asociadas con una mayor causa de morbilidad y mortalidad en Estados Unidos.

Las necesidades nutricionales y la dieta de los menores son diferentes respecto a la de los adultos. Se debe vigilar la dieta de los niños y fomentar que se consuman frutas y verduras ya que se ha constatado que los que ingieren frutas y verduras con mayor asiduidad presentan mejores índices de vitaminas D, A, C, y ácido fólico.

Según el informe, del total de fruta consumida por los niños en Estados Unidos, el 42% lo es en forma de zumo y el 58% restante en forma de fruta fresca, mientras que para el conjunto de la población el consumo de zumo es del 33% y el de fruta fresca del 67%. El informe declara expresamente que no hay evidencias de un excesivo consumo de zumos en la dieta de los menores.

La fruta aporta cantidades sustanciales de dos nutrientes esenciales para nuestro cuerpo: la fibra y el potasio. Las frutas proporcionan alrededor del 16% de fibra dietética y el 17% de potasio en el organismo contribuyendo igualmente los zumos de fruta como fuente de ambos nutrientes.

Ingesta energética

Respecto a la contribución en la ingesta energética, las bebidas en todas sus categorías contribuyen en un escaso 19%, con un 35% para las bebidas refrescantes, un 26% para la leche y sus bebidas derivadas, un 21% para las bebidas alcohólicas y un 10% para los zumos de fruta.

Es importante destacar que los zumos de frutas comerciales contienen distintos nutrientes y vitaminas entre los que se encuentran los que se mencionan en el informe; vitaminas A, B, C, E, caroteno y antioxidantes y tienen la misma cantidad de azúcar que las frutas de las que proceden y que no son azúcares añadidos, ya que la legislación española (Real Decreto 781/2013) y comunitaria lo prohíbe.

El informe recomienda, desde la óptica norteamericana, el consumo de dos raciones de fruta al día para una persona adulta y, no hace distinciones entre fruta fresca y zumo de fruta. La asociación “5 al día” promueve en nuestro país el consumo de cinco raciones de frutas y verduras frescas y considera que una de las raciones de fruta puede sustituirse por un vaso de zumo.


 

El informe completo aquí: Scientific Report 2015 Dietary Guidelines Advisory Committee

Ocultar