La ropa que llevamos cambia nuestra manera de pensar y de percibirnos a nosotros mismos. Así lo afirma la investigadora de la Universidad de Hertfordshire (Inglaterra) Karen Pine, de forma que llevar una camiseta de Superman te hace sentir más fuerte; un examen de matemáticas sale mejor con un jersey que con un bañador; y llevar una bata blanca mejora tu agilidad mental.

¿Pero esto por qué ocurre? La ropa afecta a nuestros procesos mentales y percepciones, y puede cambiar nuestra forma de pensar según muestran los resultados del estudio de la profesora Karen Pine.

Cuando la profesora Pine pidió a los estudiantes que se pusieran una camiseta de Superman quería saber si la ropa de “superhéroes” cambiaría el pensamiento de los estudiantes. Descubrió que mejoraba la impresión que tenían de sí mismos y les hacía sentirse más fuertes físicamente. Éste y otros descubrimientos de cómo la ropa puede hacer cambiar la opinión que uno tiene de sí mismo son el tema de su nuevo libro Mind What You Wear: The Psychology of Fashion.

Pine, del departamento de Psicología, explica en la nota de prensa enviada por la Universidad que: “Cuando llevan una camiseta de Superman, los estudiantes se califican a sí mismos como más agradables y superiores a otros estudiantes. Cuando se les pregunta cuánto peso podrían levantar físicamente, los que llevaban una camiseta de Superman se consideraban más fuertes que los estudiantes con su propia ropa”.

Este análisis con superhéroes y otras investigaciones sobre la ropa se describen en el libro, que muestra cómo los procesos mentales y las percepciones de la gente pueden ser modificadas por la ropa, al interiorizar el significado simbólico de sus capas exteriores.

En su libro, la profesora Pine describe cómo las mujeres que hicieron un examen de matemáticas tuvieron peores resultados cuando llevaban un traje de baño que cuando llevaban un suéter. También describe cómo ponerse una bata blanca mejoraba la agilidad mental de las personas, ya que su cerebro está preparado para asumir las capacidades mentales que se asocian con ser médico.

El libro de Pine da una visión fascinante de las consecuencias cognitivas, sociales y emocionales de lo que llevamos puesto. En investigaciones anteriores había observado que las mujeres tienen más probabilidades de usar pantalones vaqueros cuando están deprimidas.

En el libro revela que cuando las mujeres están estresadas usan menos parte de su armario, dejando de lado el 90% del mismo, y que la principal razón de que las mujeres se vistan de gala no es parecer atractivas, sino sentirse seguras.

Por último, señala: “además de la investigación científica, el libro también contiene consejos sobre cómo sentirse más feliz y más seguro con la ropa adecuada, explicando no sólo que somos lo que vestimos, sino que nos convertimos en lo que llevamos puesto.”