Llega el verano, las vacaciones y la necesidad de protegernos del sol. Si hablamos de los más pequeños de la casa en este caso es aún más importante. Os damos las claves para proteger a los bebés del sol y disfrutar así de unas vacaciones seguras en familia.

Dos consejos son fundamentales y no se deben olvidar nunca: no podemos exponer a un bebé directamente al sol durante sus primeros seis meses de vida y los efectos que ocasiona el sol sobre la piel de los bebés son potencialmente peligrosos hasta los tres años. Con estas dos premisas siempre en mente, algunos consejos importantes para proteger a los bebés del sol son:

Leer más

-Aplicar la protección de forma correcta: la protección hay que aplicarla al menos media hora antes de exponer al pequeño al sol. Además ciertas partes del cuerpo son más sensibles y necesitan mayor atención que otras: cabeza, cuello, labios, rostro, orejas y dorso de los pies.

proteger a los bebés del sol

-Utilizar protección específica para bebés: encontramos en el mercado una gran gama de fotoprotectores especialmente diseñados y desarrollados para proteger a los bebés del sol. Son los que debemos utilizar.

Te puede interesar: Nunca a salvo del melanoma

-Mejor con ropa: Los protectores ayudan y son eficaces, pero la mejor protección, y la recomendación de los pediatras es vestir a los pequeños con ropa de algodón puro y tapar siempre sus cabecitas. Tampoco hay que vestirlos en exceso para evitar que sientan demasiado calor, pero la ropa es su mejor protección.

-Protección también en la sombra: Es necesario que los pequeños estén protegidos no sólo cuando estén en contacto directo con el sol, sino también cuando están a la sombra e incluso en días nublados.

-Cuidado con los reflejos del agua: Hay ciertos elementos que potencian la radiación solar como es el agua, la arena y la hierba entre otros, por eso cuando el pequeño esté cerca de estos elementos conviene protegerle mejor.

Ocultar


Lorena Pérez

Lorena Pérez

Licenciada en Periodismo, lleva diez años escribiendo en distintos medios sobre salud, ocio y cine. Aficionada a la buena cocina y la buena comida (sólo si es sin gluten), deportista y cinéfila sin remedio, se acerca al mundo de la salud desde un punto de vista amable y riguroso, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los lectores de Knowi.