En verano es muy habitual encontrar en las playas a gente practicando running. Pero es importante tener en cuenta que correr en la playa tiene ciertos riesgos, aunque también beneficios. Es fundamental tener toda la información para poder decidirnos.

 

Correr por la playa es uno de los ejercicios más habituales en verano, sin embargo los expertos indican que supone un riesgo porque correr por la playa requiere una excelente forma física y nunca deben ser carreras muy largas. Lo más recomendable, explican desde la web www.cuidateplus.com, es correr por el Paseo Marítimo y caminar descalzo por la playa en caso de que no tengamos una forma física muy trabajada.

Leer más

Otro de los problemas de correr por la playa es que la orilla de la misma suele estar inclinada por lo que cargamos más una pierna que otra y la carrera se convierte en asimétrica, cuando debería ser simétrica, explican desde la web referida.

Te puede interesar: Correr descalzo, la vuelta a los orígenes

Si nos decidimos por correr sobre la arena seca el riesgo es aún mayor ya que es más fácil hacerse un esguince, al tratarse de un terreno muy desequilibrante.

Beneficios de correr por la playa

Desde la web mencionada señalan que si decidimos correr por la playa, debemos hacerlo siempre con la supervisión de un profesional y nunca superar los 500 metros en una dirección para volver luego sobre nuestros propios pasos haciendo otros 500 metros.

correr por la playa

Entre los beneficios más destacados de correr por la playa están: Aumentar la flexibilidad del tobillo, trabajar y fortalecer la planta del pie, mayor consumo de calorías, mayor esfuerzo y por tanto un entrenamiento más completo.

Sin embargo, a pesar de que las ventajas son sobre todo para la musculatura del pie, el esfuerzo es mucho más exigente con lo que se recomienda antes de ejercitarse por la playa, estar muy seguro de que se puede hacer sin ningún riesgo. En este caso recurrir a una revisión médica es la mejor garantía.

 

Ocultar


Lorena Pérez

Lorena Pérez

Licenciada en Periodismo, lleva diez años escribiendo en distintos medios sobre salud, ocio y cine. Aficionada a la buena cocina y la buena comida (sólo si es sin gluten), deportista y cinéfila sin remedio, se acerca al mundo de la salud desde un punto de vista amable y riguroso, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los lectores de Knowi.