Ayyyy…si es que cómo somos las mujeres…cómo nos gusta levantarnos y tirarnos una hora en el baño acicalándonos para, la mayoría de las veces, nada. Bueno si, para sentirnos guapas y atractivas que no es poco. Pero a la hora de irnos a la cama, ¿de verdad es necesario acostarse con el ojo pintado y el colorete bien puesto? Nuestra piel necesita respirar y descansar de tanto producto cosmético, sólo así conseguiremos conservar un cutis espléndido, fresco y limpio por mucho tiempo, aquí es donde el desmaquillante entra en acción.

Hay que desmaquillarse. Sí, no mires para otro lado o cierres este artículo. Es obligatorio hacerlo y según tu tipo de piel tendrás que usar un tipo de productos u otros. Desde Knowi sabéis que apostamos por lo natural y casero, así que os proponemos que os elaboréis vuestro propio desmaquillante y a continuación os damos cinco recetas:

1- Desmaquillante de aceite de oliva y limón, para pieles secas.
Ingredientes:
200 gramos de aceite de oliva.
10 gramos de lecitina de soja.
10 gramos de jugo de limón.
El aceite de oliva, el limón y la lecitina de soja tienen en conjunto abundante vitamina C y E y por ello poseen propiedades antioxidantes (rejuvenecedoras), desinfectantes y nutritivas, además de ser bien tolerados y fácilmente absorbidos por la piel.

2- Desmaquillante de manzanilla y aceite de oliva. Este es un desmaquillante de ojos casero muy popular, y la manzanilla es un excelente ingrediente para cuidar los ojos sensibles y reducir la inflamación e hinchazón de bolsas y ojeras. Cuando vayas a desmaquillarte, prepara una infusión de manzanilla y deja enfriar. Luego, empapa un algodón y añade unas gotitas de aceite de oliva… ¡listo para aplicar!

3- Desmaquillante de aceite de jojoba. Este aceite es estupendo para retirar todo el maquillaje sin dejar restos y aportar un extra de suavidad y elasticidad a la zona del contorno de ojos. Para usarlo, mezcla una cucharada de aceite de jojoba con dos de agua y empapa un algodón con la mezcla. Verás cómo tu piel empieza a estar más suave y protegida.

4- Desmaquillante de aceite de almendras. El aceite de almendras se ha introducido de lleno en el mundo de la cosmética y, es que debido a sus magníficas propiedades hidratantes, es una alternativa natural muy eficaz para la piel y también para desmaquillar los ojos sensibles. Pasa un algodón con unas gotitas de aceite de almendras directamente sobre los ojos o mézclalo, si lo prefieres, con un poco de aceite de ricino, ideal para fortalecer y alargar tus pestañas.

5- Desmaquillante de leche cruda. La leche cruda es aquella que no ha sido pasteurizada ni ha pasado por ningún proceso químico. Este tipo de leche contiene propiedades limpiadoras y puede ser muy útil para desmaquillar tanto los ojos como la piel. Si quieres probar este desmaquillante de ojos casero solo tienes que empapar un algodón con leche cruda y quitar toda la pintura con movimientos suaves. Es importante que al terminar, enjuagues bien toda la zona.