La donación de sangre representa una de las mayores muestras de solidaridad entre las personas, sin duda que es la práctica más precoz en cuanto a lo que es donación de algo que nos pertenece y que es consustancial a nuestro organismo. La utilización de sangre, plasma y hemoderivados es especialmente frecuente y su uso es habitual, día tras día en los diferentes hospitales y centros asistenciales del mundo entero. Actualmente en España, no se ha alcanzado el mínimo de donaciones recomendado por la OMS (Organización Mundial de la Salud) de 40 donaciones por cada 1000 habitantes.

En una donación se extraen aproximadamente y por término medio unos 450 ml de sangre, más otros 30/40 ml que servirán para las posteriores pruebas de laboratorio para determinar el grupo sanguíneo, la calidad y la idoneidad de la sangre para evitar la transmisión de enfermedades por transfusión sanguínea.

shutterstock_174728591La donación de sangre se realiza por parte de personas mayores de 18 años, que pesen más de 50 kg y que gocen de buena salud. Las recomendaciones internacionales y el consejo de los expertos es que se puede realizar una donación de sangre cada cuatro meses los hombres y cada tres las mujeres (para evitar una posible anemia debida a la suma de pérdidas de sangre por la menstruación).

El procedimiento es sencillo, si el individuo supera el peso mínimo (50 kg), se hace una toma la tensión y, si es adecuada, una determinación de hemoglobina (con un pinchazo en el dedo para extraer un poco de sangre), a fin de comprobar que no haya anemia. Si las tres mediciones son positivas, se procede a inyectar en el brazo la aguja de la bolsa de recolección y almacenaje de la sangre, que es de un solo uso, para prevenir posibles contagios por reutilización de materiales.

Al donante se le entrega un carné de donante de sangre, donde constan sus datos, incluyendo el grupo sanguíneo y el factor Rh, su número de donante, las donaciones que ha realizado y en qué fechas lo ha hecho.

Es necesario tener en cuenta algunos aspectos que caracterizan el perfil hemático que cada individuo posee, por ello hay ciertas reglas específicas que rigen a la hora de realizar una transfusión:

  • Grupo O: puede donar eritrocitos (glóbulos rojos) a cualquier otro tipo, pero recibir únicamente de su mismo tipo.
  • Grupo A: puede donar eritrocitos (glóbulos rojos) a los tipos A y AB, pero recibir de los tipos O y A.
  • Grupo B: puede donar eritrocitos (glóbulos rojos) a los tipos B y AB, pero recibir de los tipos O y B.
  • Grupo AB: puede donar a otros AB, pero recibir de todos los grupos.

Entre las personas que no pueden donar se encuentran las siguientes:

  • Trasplantados de córnea o duramadre o que han recibido hormonas hipofisarias de origen humano. Personas sometidas a xenotrasplantes.
  • Antecedentes de consumo de drogas por vía intravenosa / intramuscular.
  • Personas que residieron al menos 1 año en el Reino Unido durante el periodo 1980-1996.
  • Personas con antecedentes de haber sido transfundidos en el Reino Unido o en países donde son endémicos los padecimientos o síndromes siguientes: paludismo, sida, infección por HTLV y enfermedad de Chagas.
  • Personas que se hayan puesto un “piercing” o un tatuaje deberán esperar 4 meses para realizar la donación.
  • El donante que dona por primera vez no debe ser mayor de 65 años, como apunta la ley vigente (los individuos que son donantes habituales pueden alargar su tiempo de donación siempre y cuando tengan un buen estado de salud).

No son motivos de exclusión el tener la menstruación, tomar anticonceptivos por vía oral, ser alérgico, siempre que no se esté en la fase crítica de la enfermedad, personas con problemas de hipertensión, siempre y cuando al momento de la donación sus niveles estén en los niveles normales, ser alérgicos a antibióticos, en el caso de haber tomado aspirina y antinflamatorios, es necesario avisar al médico, antes de proceder a la donación, un médico realiza un reconocimiento oportuno y determina si la persona es apta para realizar la donación (una persona que haya sido rechazada en alguna ocasión, no implica que no pueda donar en otro momento, dependiendo siempre de cuál haya sido el motivo del rechazo).


Diego Mugarza

Diego Mugarza

Licenciado en administración y dirección de empresas, master en marketing y direccion comercial. Amante de todo tipo de deportes, de la musica, la naturaleza y viajero empedernido. La felicidad es su objetivo de vida, entiende la salud como una herramienta más para poder llegar a ser feliz.