El 30% de la población española sufre Insuficiencia Venosa Crónica según el II Estudio Cinfasalud sobre “Percepciones y hábitos de las mujeres españolas en relación a la salud de sus piernas y la Insuficiencia Venosa Crónica (IVC)”, presentado recientemente en Pamplona. Esta patología afecta directamente a la calidad de vida de las personas que la padecen, pero hay una serie de ejercicios que nos ayudarán a reactivar la circulación y aliviarán los síntomas.

 

La IVC se produce por un mal retorno de la sangre de las extremidades al corazón y produce entre otros síntomas, dolor, hinchazón, sensación de pesadez, cansancio, etc. Desde Cinfa nos explican una serie de ejercicios para mejorar la circulación venosa y ayudar así tanto a la prevención de la enfermedad como a reducir los síntomas en el momento en el que ya se ha desarrollado.

“La práctica regular de estos ejercicios ha demostrado su eficaci en la mejora de la circulación venosa. Sencillos y de fácil ejecución, no requieren mucho tiempo”, señalan. Es recomendable hacerlos diariamente , al menos una de las series que a continuación describimos.

Sentadas

-Sentadas, con la espalda recta creando un ángulo de 90 grados, separamos y juntamos las puntas de los pies. Con series de 20 es suficiente.

-Balancea suavemente los pies, desde los dedos hasta los talones.

-Eleva los talnes apoyándote en la punta de los pies. 20 veces es perfecto.

De pie

shutterstock_216414235-Ponte de puntillas varias veces, cuántas más mejor.

-Camina sobre los talones durante unos minutos y de puntillas otro ratito.

Tumbadas en el suelo

-Con las piernas levantadas y extendidas, flexiona y extiende alternativamente los dedos de los pies unas 20 veces.

-Con la misma postura, gira las piernas haciendo un movimiento rtatrio alternativo en ambos sentidos. 10 veces con cada pierna.

-Levanta alternativamente las piernas flexionadas.

-Con las piernas extendidas, sepáralas y júntalas unas 10 veces.

 


Lorena Pérez

Lorena Pérez

Licenciada en Periodismo, lleva diez años escribiendo en distintos medios sobre salud, ocio y cine. Aficionada a la buena cocina y la buena comida (sólo si es sin gluten), deportista y cinéfila sin remedio, se acerca al mundo de la salud desde un punto de vista amable y riguroso, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los lectores de Knowi.