El Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) presentó ayer en Madrid el estudio RESA 2015 “Indicadores de resultados en salud de la Sanidad Privada”, mejorando en el 70% de los indicadores estudiados en referencia a la edición anterior. El sector privado muestra así su excelencia con la participación en el estudio de 195 centros, entre hospitales, clínicas y centros ambulatorios, un 4,8% más que el año pasado.

El estudio pone sobre la mesa datos excelentes como que los tiempos de espera para la realización de pruebas complementarias en la sanidad privada española, está por debajo de los 12 días de media y  la entrega de los informes se hace menos de tres días después de la realización de la prueba.  Tal y como explica Manuel Vilches, Director General del IDIS, “cuantificar y publicar los resultados nos ayuda y nos demuestra que año a año vamos mejorando, la Sanidad Privada española es excepcional”. Y así lo muestran estos resultados.

El objetivo del estudio, en palabras de Adolfo Fernández-Valmayor, presidente del IDIS, es que el “paciente tenga la mejor información, ya que es el paciente informado el que es completamente corresponsable de la gestión de su propia salud. Además tiene todo el derecho a conocer los indicadores fundamentales que le permitan tomar una decisión u otra en un momento en el que su salud o la de sus familiares puede verse comprometida”. De esa inquietud nació hace 4 años este estudio que cuenta en esta edición con 25 indicadores que se desagregan hasta un total de 46 , todos ellos representativos de la eficiencia, la accesibilidad, la calidad y la seguridad que aporta el sector de la sanidad privada. 

shutterstock_126288149(1)Vilches, encargado de explicar los resultados, destacó la eficiencia sostenida a lo largo de las cuatro ediciones de estudio, con valores de estancia media pordebajo d los 3,3 días. Además, la eficiencia en el proceso de hospitalización previa a la cirugía de los hospitales analizados es mu elevada, el paciente ingresa unas 9 horas antes de su operación y la tasa de ambulatorización es próxima al 50%.

La accesibilidad es otro de los factores más característicos y representativos de nuestra sanidad privada. Los tiempos de espera para la realización de pruebas complementarias está por debajo de los 12 días y de una semana en el caso de un TAC, y los resultados de estas pruebas oscilan entre el mismo día en el que se realizan y hasta cuatro días después. La citación para la consulta del especalista está entre los 10 y 14 días después de la solicitud, siendo la especialidad de oftalmología la que más tiempo de espera tiene. 

En cuanto a las urgencias, los resultados muestran datos excelentes, con una atención facultativa muy rápida, con 24 minutos de media y un triage e poco más de 7 minutos.

La calidad y la seguridad del paciente es otro de los temas estudiados en el RESA 2015. La obtención de acreditaciones y certificaciones otorgadas por instituciones de evaluación de prestigio internacional se ha convertido en un estándar en el sector privado y su obtención aumenta. La preocupación por mejorar la atención al paciente ha hecho que 71 centros durante el 2014 hayan desarrollado e implantado políticas y protocolos de medidas de seguridad para el paciente, como pone en evidencia el dato de que el 87,1% de tienen implantado un protocolo de higiene de manos, y un 91,7% tiene un sistema de notificación de eventos adversos.

Con el objetivo de seguir trabajando para mejorar y para reconocer esa mejora, esa excelencia que es el objetivo por el que trabaja el IDIS desde sus comienzos este año han lanzado la Acreditación QH para reconocer la calidad en los centros sanitarios de cualquier titularidad.  Acaba de abrirse el plazo para la inscripción en la segunda edición de las acreditaciones QH que finalizará el próximo 30 de octubre. Cualquier centro sanitario español puede presentarse para conseguir esta acreditación que certifica la excelencia de sus instalaciones y servicios. Toda la información sobre la QH la podéis encontrar aquí.