No pensemos que la infección por el virus del papiloma humano (VPH) es una infección que afecta exclusivamente a mujeres, hay una proporción nada desdeñable que incumbe directamente a los varones en forma de infección oral, anal, en el pene. Además este virus se ha identificado como agente causal y/o predisponente para desarrollar un cáncer en las zonas de infección. En la mujer se suele localizar en la zona genital (vulva, vagina, cuello de útero…) o en el área orofariingea.

 

Al parecer el índice de infección se incrementa en aquellos casos en los que se mantienen relaciones con una persona que padece la infección, así lo ha demostrado un reciente estudio desarrollado por la universidad McGill de Montreal (Canadá) y publicado en la prestigiosa revista científica “Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention”.

“El virus del papiloma humano es la transmisión sexual más común de la enfermedad en el mundo, y es un factor de riesgo para varios tipos de cáncer, incluyendo el de cuello de útero, vagina, vulva, orofaringe, ano y cáncer de pene”, afirma Eduardo L. Franco, profesor y director de la División de Epidemiología del Cáncer en la Universidad de McGill.

“La comprensión de cómo se transmite el virus del papiloma humano es importante porque nos ayudará a identificar quién está en mayor riesgo de infección por el VPH y cómo podemos ayudarles a protegerse a sí mismos y a sus parejas”, añade Franco, quien también es el presidente del Departamento de Oncología en la Facultad de Medicina. “Nuestro trabajo proporciona evidencia adicional de que el VPH se transmite sexualmente a orofaringe a través del contacto oral-oral y oral genital” concluye el experto.

El equipo de investigación analizó a 222 hombres y sus parejas femeninas y encontró que entre los hombres en el estudio, la prevalencia de VPH oral fue del 7,2 por ciento. Estas cifras fueron mayores para los hombres que eran fumadores (12,2 por ciento), aquellos que mantenían relaciones con varias parejas (17,9 por ciento), y quienes tenían una pareja con infección oral por VPH (28,6 por ciento) y / o infección genital por el VPH (11,5 por ciento).

Ante estas cifras nada mejor que ser consciente de que esta patología te puede afectar en un momento dado y ante cualquier síntoma relacionado o duda, nada mejor que acudir a tu especialista.

La prevención es una de las facetas más importantes junto al “screening” adecuado o determinación de la infección en un corte poblacional determinado por diferentes rangos, edad, género, etc… la introducción de campañas de vacunación en la población variarán en un futuro cercano el mapa de prevalencias de los diferentes tipos de VPH, teniendo en cuenta que al parecer la protección que ofrecen se acerca, pero no es del cien por cien, dada la gran variedad de subtipos de VPH que existen.

En este sentido, los métodos de genotipado se hacen imprescindibles a la hora de valorar la eficacia de las vacunas implementadas y de establecer nuevas prevalencias que promuevan la elección de más virus candidatos a ser introducidos en futuras vacunas.

Como pioneros en el genotipado del VPH, Genómica SAU (compañía española perteneciente al Grupo Zeltia) desde el año 2009 participa con sus productos dentro del programa de “Prevención y detección precoz del cáncer de cuello de útero” llevado a cabo por la Junta de Castilla y León. Hasta el momento, se han realizado más de 150.000 análisis de cribado y genotipado con su tecnología lo cual incidirá sin duda en una mayor y mejor prevención del cáncer de cuello de útero en esta Comunidad Autónoma. Las cifras y los datos seguro que lo refrendarán en un futuro próximo.