Llegamos a ese punto entrañable del calendario que es la Navidad, unas fiestas en las que los buenos sentimientos e intenciones se prodigan en el ser humano. Verbos como compartir, ayudar, amar, dar, ofrecer, etc… son especialmente frecuentados en estos días, no sé, es como si el tiempo se detuviese y el planeta girase al revés. Todos nos impregnamos de sustantivos como solidaridad, amistad, fraternidad, felicidad, familiaridad, intimidad…, sustantivos que colman de buenos sentimientos nuestro espíritu inquieto y ciertamente atribulado en tantas y tantas ocasiones.

 

Desde Knowi os queremos desear a todos los que nos seguís unas Felices Fiestas, una Feliz Navidad, fechas en las que todo lo que deseéis y queráis se cumpla especialmente en materia de Salud que al fin y a la postre es lo que más valoramos todos como seres humanos que somos.

En relación a su historia como en todo hay varias teorías e interpretaciones acerca del origen de esta festividad que en buena parte del mundo cristiano se celebra la natividad de Cristo el 25 de diciembre (“Christmas” significa misa (mass) de Cristo y en alemán “Weihnachten” significa noche de bendición), y sin embargo en la cultura ortodoxa su celebración tiene un decalaje al 7 de enero.

Parece ser que los primeros cristianos no celebraban la Navidad, pero sin embargo es a partir del siglo III de nuestra era cuando se comienza a festejar esta fecha tan señalada. Según algunos autores, “la celebración de esta fiesta el 25 de diciembre se debe a la antigua celebración del nacimiento anual del dios-Sol en el solsticio de invierno (natalis invicti Solis), adaptada por la Iglesia católica en el siglo tercero después de Cristo para permitir la conversión de los pueblos paganos”.

shutterstock_115748269Afirman los expertos e historiadores que en el Imperio romano, se festejaba con gran pompa y boato al dios Saturno durante la semana del solsticio de invierno, uno de los acontecimientos más relevantes desde el punto de vista social, llegando a su culmen y apogeo el 25 de diciembre. “De esta forma y con la intención de hacer más fácil que los romanos pudiesen convertirse al cristianismo sin abandonar sus adoraciones y festividades, el papa Julio I pidió en el año 350 que el nacimiento de Cristo fuera celebrado en esa misma fecha, finalmente el papa Liberio en el año 354 decreta oficialmente este día como el del nacimiento de Jesús de Nazaret”. A partir de ahí la fiesta es introducida en toda la cristiandad, a través de ciudades tan señaladas entonces como Constantinopla, Antioquía, Jerusalén, Egeria, etc… así hasta llegar a Egipto allá por el siglo V aproximadamente.

Sea como fuere, la realidad es que hoy en día celebramos esta festividad con una intención especial, la de reunirnos con todos aquellos que apreciamos y queremos con la intención de ofrecerles lo mejor de nosotros mismos aunque sea tan solo por unos instantes o por un puñado de días.

Recordemos que se es más feliz cuando se da algo que cuando se recibe un bien, por ello estos días traen consigo momentos muy especiales de entregar, de dar, de regalar tantas y tantas cosas materiales e inmateriales como el amor o el perdón, probablemente dos caras necesarias de la misma moneda con la que pagamos el bien preciado de la felicidad.

Volviendo a la Salud que es lo nuestro, dicen los expertos que esta se define como el equilibrio entre el plano físico, el mental, el social y el del entorno. Es un buen resumen de lo que deben ser y significar estos días para todos, creyentes y no creyentes, practicantes y no practicantes; un equilibrio que viene dado por el sentimiento supremo de autoestima y automotivación, de sentirse uno bien consigo mismo y con los demás, ambos valores se sustentan en dos principios, saber ser y saber estar en todo momento.

Desde Knowi y una vez más, os deseamos eso, que seáis personas saludables en todos los sentidos (“personas Knowi”, valga la pretensión) y por encima de cualquier disquisición que sigáis estando con nosotros compartiendo este espacio de salud, bienestar y felicidad que es por lo que nos esforzamos día a día.

En fin, ¡¡¡¡¡¡ Feliz Navidad, Felices Fiestas !!!!!! y que el año próximo venga cargado y repleto de Salud y Felicidad para tod@s. Por cierto, quien juegue, mucha suerte con la lotería….