El hospital Juan Canalejo de A Coruña y el Hospital Universitario Central de Asturias son los dos únicos en el mundo en recurrir a la técnica denominada Single Port VATS para operaciones de tórax. Las incisiones son de menor longitud, la recuperación más rápida y lo que es más importante, permite estirpar tumores que de otra manera serían inoperables.

El procedimiento comenzó a realizarse hace tres años en el hospital gallego Juan Canalejo y recientemente se ha puesto en marcha en el HUCA (Oviedo). En estos últimos meses se han llevado a cabo 100 operaciones, la mayoría de ellas estirpaciones. Operar un tumor en el pulmón es ahora posible con una incisión de unos 3 centímetros, la estancia hospitalaria se reduce a unos tres días y en dos semanas el paciente recupera su vida cotidiana. Todo un avance si se tiene en cuenta que la cirugía del tórax está considerada una de las más agresivas (asociada a los tumores de pulmón) y con la técnica tradicional se requieren incisiones de unos 15 centímetros y eso hacía que en ocasiones los tumores fueran inoperables.

La semana pasada el doctor Javier Aragón, del servicio de cirugía torácica del HUCA, explicó la novedosa técnica señalando que este procedimiento está llamado a ser la referencia en los próximos años. Atrás se queda la técnica tradicional en la que además de incisiones mucho mayores, los cirujanos debían recurrir en muchos casos a los separadores de costillas para poder intervenir, haciendo ésta una de las técnicas más agresivas y con una recuperación más larga y dolorosa.

Con la VATS Single Port, se llega al lugar exacto recurriendo a instrumental muy fino y con un sistema de vídeo en alta definición. Tras la operación el paciente pasa el postoperatorio con analgésicos convencionales. En el HUCA, de los 100 pacientes intervenidos, no han tenido ni una sola infección durante la recuperación. Al tratarse de una incisión más pequeña, señalan los responsables, el riesgo de infección es mucho menor.

La nueva técnica no sólo permite operar tumores alojados en el pulmón sino también sirve para realizar neumotórax, biopsias, la extirpación del timo (relacionada con la miastenia gravis) y también para la corrección de algunas deformidades esqueléticas.


Lorena Pérez

Lorena Pérez

Licenciada en Periodismo, lleva diez años escribiendo en distintos medios sobre salud, ocio y cine. Aficionada a la buena cocina y la buena comida (sólo si es sin gluten), deportista y cinéfila sin remedio, se acerca al mundo de la salud desde un punto de vista amable y riguroso, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los lectores de Knowi.