La obesidad es la enfermedad que más muertes causa en la actualidad y en España la tasa de obesos se incrementa día a día. Para dar solución a un problema de salud pública tiene lugar estos días en Madrid el I Curso Internacional de Endoscopia Bariátrica, en el que expertos de todo el mundo debatirán sobre las técnicas más eficaces para ayudar a los pacientes con obesidad a luchar y a paliar los efectos de esta enfermedad antes de llegar a la obesidad mórbida.

“La obesidad nos preocupa a médicos y a pacientes, y nos preocupa tanto porque tiene una altísima tasa de mortalidad y muchas enfermedades asociadas. Además en un 95% de los casos no está tratada”, explicaba en la presentación del curso el doctor Gontrand López-Nava, Director de la Unidad de Tratamiento Endoscópico de la Obesidad del hospital Universitario HM Sanchinarro de Madrid, y uno de los organizadores de este curso.

Foto ponentes_

De izda a dcha: López-Nava, Bautista y Galvao.

La endoscopia bariátrica comprende un conjunto de técnicas que sirven para hacer adelgazar al paciente disminuyendo el tamaño de su estómago y sin necesidad de recurrir a la temida cirugía, sino interviniendo a través , “de un orificio natural como es la boca. Así pacientes que antes temían a la cirugía ahora pueden ser ayudados sin tener que pasar por ahí”, señalaba López-Nava.

En el curso sobre endoscopia bariátrica, los distintos expertos hablarán sobre los tratamientos más consolidados, como puede ser el balón intragástrico; profundizarán también en otras técnicas como la reducción de estómago por la boca, el método Apolo o el POSE; y también analizarán cómo poder ayudar a aquellos pacientes que han tenido problemas tras una cirugía de la obesidad, explicó López-Nava.

El curso está organizado también por el experto mundial en Endoscopia de la Obesidad del Gastro-Obeso Center de Sao Paulo, el doctor Manoel Galvao. En su intervención Galvao habló del termino “globesidad” haciendo referencia a “la enfermedad que más mata a día de hoy. Aquellas personas que fallecen de problemas cardiovasculares en realidad lo que han desarrollado es una enfermedad asociada a la obesidad. Tenemos que tener en cuenta un grave problema y es que hoy en día hay más supernutrición que desnutrición”. Galvao destacó algunas de las enfermedades asociadas a la obesidad como la diabetes y destacó la total seguridad que ofrecen la endoscopia bariátrica, materia en la que Europa lleva 15 años de ventaja a EE.UU.

Las técnicas de endoscopia bariátrica están pensadas para aquellas personas que padecen obesidad sin haber llegado al estadio de la obesidad mórbida. En este último caso, el tratamiento que se recomienda es el de la cirugía, pero en los estadios anteriores se puede recurrir a la endoscopia bariátrica con excelentes resultados. “La media de pérdida de peso con un balón es de entre 20 y 25 kilos”, señalaba el doctor López-Nava. Pero no es sólo la intervención realizada por los endoscopistas, “por mucho que nosotros hagamos, necesitamos que el paciente se dé cuenta de que esto tiene que ir acompañado de una dieta saludable y el ejercicio, algo fundamental”.

“Soy otra, tengo una nueva vida, puedo volver a mirarme al espejo y sonreír”,

La idea de la dieta y el ejercicio, en palabras de la doctora Inmaculada Bautista, responsable del equipo multidisciplinar de la Unidad de Tratamiento Endoscópico de la Obesidad del hospital Universitario HM Sanchinarro, “son la base, pero no siempre funcionan, hay personas que realmente no son capaces y que por eso necesitan reducir su estómago, para saciarse antes, comer menos y así comenzar a perder peso”. La unidad que dirige Bautista, es una unidad multidisciplinar formada por endocrinos, nutricionistas, psicólogos y asesores deportivos que hacen un total seguimiento del paciente una vez se le realiza la endoscopia bariátrica”.

Para dar fe y ejemplo de la importancia de lo planteado durante la presentación por los profesionales, intervinieron dos pacientes que después de someterse a tratamiento consiguieron reducir alrededor de 60 kilos. “Soy otra, tengo una nueva vida, puedo volver a mirarme al espejo y sonreír”, señalaba Mar. Carlos, otro paciente modélico, llegó a pesar 134 kilos y presentar problemas de hipertensión. “Un día dije “hasta aquí”, el balón me hizo perder casi 60 kilos, y ahora he aprendido a comer y hago mucho deporte, la vida me ha cambiado por completo”. Ambos explican que la ayuda psicológica es fundamental, “la obesidad puede volver, y tienes que meterte en la cabeza que no puedes volver a esa situación y para ello hay ciertas cosas que no puedes hacer”, explicaba Carlos.

En España un 22,9% de la población adulta presenta obesidad y un 34,9% sobrepeso. Ambas enfermedades conducen a otras como hipertensión, diabetes tipo 2, dislipemia y enfermedad cardiovascular. Cada paciente, apuntan tiene un perfil diferente y requiere distinta pérdida de peso, por eso el tratamiento debe personaizarse y adecuarse a cada caso. La dieta y el ejercicio físico son pilares fundamentales que todos deberíamos incluir en nuestra rutina para evitar que estas enfermedades sigan aumentando en afectados.

Toda la información sobre el curso, aquí.

 

 


Lorena Pérez

Lorena Pérez

Licenciada en Periodismo, lleva diez años escribiendo en distintos medios sobre salud, ocio y cine. Aficionada a la buena cocina y la buena comida (sólo si es sin gluten), deportista y cinéfila sin remedio, se acerca al mundo de la salud desde un punto de vista amable y riguroso, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los lectores de Knowi.