Mientras el miedo es una emoción caracterizada por una alteración del ánimo que produce angustia ante un peligro o un eventual perjuicio, las fobias se tratan de un trastorno psicológico que genera un miedo exacerbado, irracional e incontrolable ante ciertos estímulos, pudiendo llegar a afectar sus vidas cotidianas, la relación con su entorno y con sus seres queridos.

El miedo es una emoción que sirve de mecanismo de defensa ante posibles peligros o adversidades. Pero en ocasiones este miedo se vuelve irracional y  desproporcionado, es entonces cuando aparecen los trastornos psicológicos llamados fobias. Existen fobias comunes como la claustrofobia (miedo a estar en lugares cerrados) o la aracnofobia (miedo a las arañas) y fobias poco comunes o extrañas. En el artículo de hoy vamos a ver varios ejemplos de fobias que no te podrás creer que existen, fobias raras, fobias muy extrañas que tan sólo se dan en unos pocos casos.

Fobias: las hay de lo mas extrañas y curiosas

Fobias: las hay de lo mas extrañas y curiosas

  • Crematofobia: Miedo al dinero o a los valores de capital. No se sabe a ciencia cierta de donde viene este miedo, pero se presupone que la causa puede estar en el miedo a perderlo, a tocarlo o a ser robado. Sin lugar a dudas es una fobia rara ya que todo el mundo más que miedo le tiene amor al dinero.
  • Sofofobia: Consiste en tener miedo a aprender, conocer o adquirir nuevos conocimientos.
  • Genofobia: Miedo al sexo o a mantener relaciones sexuales.
  • Somnifobia: Miedo a dormir o quedarse dormido. Esta fobia normalmente se produce por el que la padece que piense que puede quedarse dormido y no poder despertarse nunca. También puede darse al temor de tener pesadillas muy fuertes.
  • Fagofobia: Es el miedo a comer y tragar la comida. Puede ser por miedo a dañar la garganta o no poder digerir los alimentos por la garganta, pero los médicos no suelen encontrar nada al examinar al paciente.
  • Medortofobia: Es el miedo a tener erecciones, está muy relacionado con la genofobia.
  • Ecofobia: Miedo a quedarse solo en casa. Normalmente esta fobia puede producirse por algún trauma infantil al quedarse de niño solo en casa y sentirse inseguro.
  • Basofobia: Miedo a caerse, puede venir de personas que han tenido una caída en el pasado y han tenido que ser intervenidos en alguna operación grave.
  • Autofobia: Miedo a uno mismo o a quedarse solo.