Los frutos secos son ricos en vitaminas y minerales, y perfectos en épocas en las que necesitamos realizar esfuerzos intelectuales o físicos.

Avellanas, nueces, anacardos, castañas, pipas de girasol, almendras…los frutos secos son habituales en postres y como picoteo, sin embargo muchas personas no son aún conscientes de la inmensa cantidad de propiedades nutritivas que aportan a nuestro organismo.

Los frutos secos son una fuente importante de energía, muy recomendable tanto a la hora de practicar deporte como cuando necesitamos realizar algún esfuerzo intelectual. Nos ayudarán también en episodios de anemias y también contribuyen a regular nuestro metabolismo.

Leer más

Y es que son pequeños sustancias repletas de propiedades beneficiosas. Los frutos secos, en general, son ricos en proteínas, fibras, minerales como el calcio, zinc, cobre, potasio, fósforo, hierro, selenio, vitaminas del grupo B y E, y además nos aportan ácidos grasos insaturados, perfectos aliados contra las afecciones cardiovasculares.

Te puede interesar: Tiempo de castañas

Prácticamente en cada etapa de la vida se recomienda el consumo de frutos secos para cumplir alguna función determinada. Por ejemplo, debido a su elevado contenido en hierro, fósforo y calcio, son perfectos para estudiantes; los deportistas obtendrán grandes dosis de energía y en época de crecimiento, como la adolescencia, son perfectos para ayudar a formar y fortalecer huesos, gracias sobre todo al aporte de calcio. En la edad adulta son un estupendo aliado para regular el colesterol en sangre.

Te puede interesar: La alimentación de un día de montaña

Desde las castañas a los piñones, las almendras, avellanas, nueces… los frutos secos son además muy versátiles ya que se pueden tomar solos o incluir en ensaladas, como guarnición con un aliño, troceado en un yogur, y en postres ofreciendo sabor, textura y sobre todo beneficios para nuestra salud.

A la hora de practicar deporte, se recomienda tomar una pequeña cantidad, sobre 25 gramos entre 30 y 60 minutos antes de comenzar la practica deportiva para hacerlo con más energía.

Las nueces, avellanas, almendras y pistachos, son considerados entre los frutos secos más saludables.

Ocultar


Lorena Pérez

Lorena Pérez

Licenciada en Periodismo, lleva diez años escribiendo en distintos medios sobre salud, ocio y cine. Aficionada a la buena cocina y la buena comida (sólo si es sin gluten), deportista y cinéfila sin remedio, se acerca al mundo de la salud desde un punto de vista amable y riguroso, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los lectores de Knowi.