Con los partidos de fútbol tenemos la excusa perfecta para quedar con los amigos y disfrutar del espectáculo con unas cuantas cervezas, unos nachos, una pizza, snacks de todos los tipos, colores y sabores y si en el tiempo de descuento cae un helado, mejor que mejor. Pero si hacemos esto a menudo, lo acabaremos pagando…  Así que desde Knowi os recomendamos echarle un poco de imaginación para disfrutar del fútbol y de una comida deliciosa y saludable.

Como media una mujer moderadamente activa tiene que consumir al día entre 1.800 y 2.000 calorías, mientras que un hombre debe consumir diariamente entre 2.200 y 2.800.  Si tenemos en cuenta que simplemente una Coca Cola nos aporta 200 calorías y una ración mediana de patatas fritas el doble, hemos ingerido ya 600 calorías y casi no hemos empezado a comer. La comida rápida es lo que tiene, y las cifras asustan.

shutterstock_165960779Por ejemplo, una hamburguesa sencilla con queso suma un total de 350 calorías, una hamburguesa completa puede llegar a las 600, un sándwich vegetal al que hemos animado con un poquito de mayonesa nos aportará 400 calorías aproximadamente, un perrito caliente ronda las 400 calorías al igual que una porción mediana de pizza. Y no hemos hablado de las cervezas, las sangrías, los tintos de verano y otro tipo de refrescos y bebidas alcohólicas que disparan las cifras. Ahora tenemos que multiplicar por los partidos que vamos a ver y el resultado es que en cuestión de un tiempo habremos subido de peso, tendremos el colesterol más alto y seguro que habremos sufrido alguna indigestión y noches sin dormir por la pesadez y la acidez de las grasas saturadas, las grasas trans, el azúcar y el sodio ingerido.

Los expertos señalan que en una dieta diaria de 2.000 calorías, la grasa no debe sobrepasar el 30% y la grasa saturada no puede superar el 10%, lo que sería como mucho ingerir 20 gramos de grasa saturada al día. Misión casi imposible si tiramos mucho de comida rápida. En ocasiones no se puede evitar y de vez en cuando nos merecemos darnos un capricho, pero son evidentes las consecuencias de una dieta alta en grasas.

Las reuniones frente al televisor son habituales, hay que tirar un poco de imaginación para seguir cuidándonos. Además de la comida rápida más común que debemos evitar, también tenemos que tener en cuenta que de poco sirve recurrir a ensaladas si las acompañamos de salsas. Recientemente Consumer Eroski ha publicado un estudio en el que ha analizado 16 salsas diferentes y los resultados son sorprendentes: “la mayonesa y la salsa alioli contienen mucha más grasa y aportan siete veces más calorías que el ketchup o la salsa barbacoa; la mostaza tiene más del doble de sal que la barbacoa o el ketchup, y siete veces más que la mayonesa o la salsa cocktail, y el ketchup es el doble de salado que la alioli y el triple que la mayonesa”. Una opción adecuada si queremos incluir salsas es hacerlas nosotros mismos, nos  quitaríamos así una enorme cantidad de aditivos que incorporan las salsas industriales.

Y no penséis que de esta manera os dejamos sin opciones para disfrutar de la liga. Para nada. El Instituto Médico Europeo de la Obesidad publicó a principios del verano pasado un ranking con los aperitivos de menor valor calórico y más saludables. Aquí los tenéis, y a disfrutar:

  • Banderilla de pepinillo, anchoa, cebolleta y aceituna.
  • Vaso de gazpacho
  • Salpicón de marisco
  • Sepia a la plancha con ajo
  • Mejillones a la vinagreta
  • Revuelto de champiñones con ajo
  • Pimientos rellenos de bacalao
  • Pulpo a la gallega
  • Atún con pimiento del piquillo y rebanada de pan
  • Tapa de jamón ibérico con tomate

 

banderillas de pepinillo, anchoa o boquerón, cebolleta – See more at: http://bio3blog.com/2013/07/las-10-tapas-y-bebidas-mas-saludables-para-este-verano/#sthash.5CKgAFcM.dpuf

 

 

 


Lorena Pérez

Lorena Pérez

Licenciada en Periodismo, lleva diez años escribiendo en distintos medios sobre salud, ocio y cine. Aficionada a la buena cocina y la buena comida (sólo si es sin gluten), deportista y cinéfila sin remedio, se acerca al mundo de la salud desde un punto de vista amable y riguroso, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los lectores de Knowi.