La compañía farmacéutica GSK lanza la campaña “La próstata sí importa”, para dar a conocer y concienciar sobre la Hiperplasia Benigna de Próstata, una patología diagnosticada en España a unas 900.000 personas, pero aún muy infradiagnosticada. Hasta el 11 de abril un autobús informativo recorrerá Madrid para hablar con todas aquellas personas interesadas.

 

Se estima que en España entre 850.000 y 900.000 varones reciben tratamiento para la Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP) pero unos dos millones de pacientes están sin tratar y muchos de ellos sin diagnosticar. Con el objetivo de dar a conocer la HBP y hacer hincapié en la importancia del tratamiento supervisado por los profesionales sanitarios en esta patología, se pone en marcha la campaña La Próstata sí importa, impulsada por GSK, con el apoyo de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y aval de la Asociación Española de Urología (AEU), las sociedades médicas de atención primaria SEMERGEN (Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria), semFYC (Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria) y SEMG (Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia), y el COFM (Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid).

La campaña cuenta con un autobús que se desplazará por varios puntos de Madrid –inmediaciones del Santiago Bernabéu, Plaza Colón, Calle Bailén y Centro Comercial La Vaguada- del 4 al 11 de abril, en el que se contará con un médico urólogo, un médico de familia y una enfermera que atenderán las consultas de los pacientes. Las personas que se acerquen al autobús podrán obtener información sobre la HBP y realizar preguntas y consultas sobre ello.

La campaña también la apoya el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza y Valencia, el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéutico y el Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Castila La Mancha Además, por lo que más de 3.000 oficinas de farmacias y consultas médicas de varias Comunidades Autónomas contarán con información sobre la HBP animando a los pacientes con síntomas urinarios a acudir a su médico para preguntar sobre esta patología.

Algunos de los síntomas de la HPB son: Micciones frecuentes durante el día, necesidad de orinar dos o más veces por la noche, sensación de vaciado incompleto y/o goteo al orinar, incontinencia urinaria

La campaña cuenta también con una web, www.laprostatasiimporta.com,  con una completa información acerca de la próstata, la HBP, sus síntomas, consejos médicos, etc. En esta página, al igual que en el autobús informativo, los usuarios podrán realizar un sencillo test para evaluar la intensidad de sus síntomas, en base a la Puntuación Internacional de Síntomas Prostáticos (IPSS) y concienciarse, a través de su información, de la importancia de realizar revisiones periódicas para su diagnóstico.

“Desde GSK queremos concienciar sobre la importancia de la Hiperplasia Benigna de Próstata, y las patologías que se derivan de ella, dada su prevalencia y sus posibles repercusiones si no se evalúa y trata a tiempo. Esta campaña no solo se dirige a los hombres de mediana edad, sino también a su entorno para que los  animen a consultar con su médico”, afirma Cristina Henríquez de Luna, Presidenta de GSK Farma España.

De hecho, a partir de los 50 años, es importante que los varones acudan a su médico ante posibles síntomas de HBP. Micciones frecuentes durante el día, necesidad de orinar dos o más veces por la noche, sensación de vaciado incompleto y/o goteo al orinar, incontinencia urinaria, dolor o escozor al orinar son algunos de los síntomas que pueden aparecer en este sector de la población.

Prevención de la HBP

Con la edad, la próstata puede experimentar un crecimiento progresivo de carácter benigno. El resultado es que la uretra queda comprimida, lo que dificulta el paso de la orina y provoca alteraciones al orinar. Aunque en un primer momento puede no sentir molestias, con el tiempo pueden aparecer síntomas frecuentes.

En ocasiones pueden surgir dificultades derivadas de la HBP, alteraciones del funcionamiento de la vejiga, infecciones urinarias, formación de cálculos en la vejiga e incluso un deterioro progresivo de la función de los riñones. De ahí que sea recomendable que todos los varones con síntomas del tracto urinario inferior se sometan a una revisión periódica a partir de los 50 años.

En este sentido, es importante que la población en riesgo de padecer esta enfermedad siga unas pautas de prevención de la misma. Así, se recomienda no beber más de dos litros de agua al día y, sobre todo, antes de acostarse; moderar el consumo de alcohol, bebidas con cafeína, comidas picantes o ricas en grasa; ingesta de verduras para evitar el estreñimiento; y realizar ejercicio de manera habitual para mantenerse en un peso óptimo. Además, es importante consultar a los profesionales sanitarios para evitar la ingesta de fármacos desaconsejados y sobre las técnicas específicas de entrenamiento para evitar esta patología.