En los últimos tiempos el injerto capilar se ha convertido en una solución a la mano de todos aquellos que sufren problemas de alopecia y los deportistas no están exentos de ellos. Pero ¿es eficaz el injerto también en deportistas de élite? Nos lo explican desde Medical Hair.

El 95% de la calvicie se debe a la alopecia androgenética, un conjunto de factores de carácter hormonal y hereditario que afecta solamente a la parte frontal y superior de la cabeza. Os contamos la técnica de injerto capilar más utilizada por los deportistas de élite.

 

Muchos son ya los deportistas que han recurrido a esta solución para recuperar su pelo como Rafael Nadal, Iker Casillas, Diego Pablo Simeone o Diego López,  que ya lucen nueva imagen capilar.

La técnica, conocida como FUE, es un procedimiento totalmente compatible con una actividad física moderada durante los primeros días y es la técnica de trasplante capilar más avanzada del momento. Aun así, hay que tener en cuenta que después de realizarse un micro injerto capilar es recomendable guardar reposo competitivo durante los diez o quince primeros días y no realizar ningún tipo de deporte. Pasado este periodo de tiempo se puede comenzar a realizar actividad física suave.

El director médico de Medical Hair España, Doctor Horacio Foglia, aconseja no hacer deportes competitivos o extremos para evitar posibles riesgos de traumatismo, aunque se puede desarrollar una actividad física normal. Es igual de importante evitar la exposición directa al sol de forma que si se realiza algún tipo de deporte, es aconsejable que no se lleve a cabo en las horas de máxima incidencia solar.

 

Te puede interesar: Mitos y verdades sobre la caída del cabello

 

La zona trasplantada tarda, aproximadamente, un mes en recuperar la normalidad por las posibles inflamaciones que se hayan producido y, posteriormente, el paciente puede volver a recuperar su actividad habitual por completo.

 

La técnica conocida como FUE por sus siglas en inglés (Follicular Unit Extraction), consiste en la extracción de las unidades foliculares una a una directamente de la zona donante del paciente. Para ello, se utiliza el micropunch, un bisturí cilíndrico cuyo diámetro oscila dependiendo de los cabellos que tenga la unidad folicular a extraer, alrededor de 0,7 a 0,9 milímetros. La posterior colocación en el área receptora del paciente se realiza mediante microincisiones donde se colocan las unidades foliculares. Los resultados comenzarán a observarse de forma progresiva a partir del tercer mes pero el resultado final será a los doce meses.

 

Debido a la pronta recuperación de la intervención y a los pocos cuidados posteriores, hace que sea una técnica muy solicitada por deportistas de élite para solucionar sus problemas capilares ya que no tienen que estar mucho tiempo lejos de las pistas o terrenos de juego.

 


Lorena Pérez

Lorena Pérez

Licenciada en Periodismo, lleva diez años escribiendo en distintos medios sobre salud, ocio y cine. Aficionada a la buena cocina y la buena comida (sólo si es sin gluten), deportista y cinéfila sin remedio, se acerca al mundo de la salud desde un punto de vista amable y riguroso, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los lectores de Knowi.