La revista Journal of Epidemiology and Community Health ha publicado un estudio resultado de una investigación llevada a cabo en 50 mil adultos noruegos, tanto hombres como mujeres, que reveló que aquellos que son aficionados a visitar galerías de arte y museos o a asistir a teatros y conciertos con cierta regularidad, son personas más sanas, menos ansiosas y tienden menos a deprimirse que aquellos que nunca participan en actividades culturales.

 

Esto es debido a que las actividades culturales tienen un impacto positivo en nuestros niveles de satisfacción con la vida, aunque cabe destacar que quienes más se benefician con este tipo de actividades, afirman los investigadores, son los hombres que están interesados en las actividades receptivas, es decir, en observar y experimentar la cultura más que en hacer o crear algo cultural.

El estudio utilizó cuestionarios para determinar con qué frecuencia los participantes se comprometían en actividades culturales y cuáles eran sus hábitos de estilo de vida, incluida la actividad física y su estado de salud mental. El estudio incluyó un análisis clínico de los individuos para registrar su estado de salud, su satisfacción con la vida y sus niveles de ansiedad y depresión y se tuvieron en cuenta factores como el ingreso y el nivel educativo de los participantes.

Las actividades culturales fueron clasificadas como creativas: en las que el individuo hace una tarea para crear algo “cultural”, por ejemplo, una clase de pintura o una clase de piano; y receptivas: en las que el individuo recibe impresiones o experiencias culturales sin tener que “crear”, como ir a un concierto, una exposición de arte, el teatro o visitar un museo.

shutterstock_168085664

El estudio mostró los mejores resultados entre los hombres que se comprometen específicamente en las actividades culturales receptivas

Los resultados mostraron que, en general, tanto los hombres como las mujeres suelen participar más en actividades culturales creativas que en actividades culturales receptivas, sin embargo, el estudio mostró los mejores resultados entre los hombres que se comprometen específicamente en las actividades culturales receptivas, más que creativas.

Además, agregan, la disponibilidad para comprometerse en actividades culturales receptivas, como asistir a un concierto, al teatro o visitar un museo, no sólo inducen una mayor participación social y de actividad física, sino también son indicadores de un mejor estado de salud mental y física.

Así que ahora que hace frío, llueve, casi no apetece salir de casa, aprovecha a visitar los museos de tu ciudad y sus monumentos. Infórmate de las exposiciones temporales y ten en cuenta los días de visitas gratuitas, el día del espectador para acudir al cine, los estrenos de obras de teatro, conciertos… Déjate empapar y visita frecuentemente páginas como España es cultura (www.espanaescultura.es) para estar al día.