Los ojos son uno de los órganos que más utilizamos, no sólo para nuestra vida diaria, sino igualmente en el ámbito laboral, donde pueden estar expuestos a una mayor carga de esfuerzo, tanto cualitativo como cuantitativo, por lo que merecen un cuidado permanente, también en el entorno de trabajo.

 

Los ojos, nos proporcionan el 80 por ciento de las sensaciones que reconocemos y de proporcionarnos el sentido de la vista, considerado el más importante, según un estudio del Instituto Max Planck.

Te puede interesar: Cuida tus ojos, el cuidado de tus lentillas

De la mano del Dr. Esteban Molina y Yolanda Sánchez, oftalmólogo cirujano especialista en cirugía de polo anterior y glaucoma y responsable de Comunicación y Calidad de Innova Ocular Virgen de Luján (Sevilla), respectivamente, recordamos algunos consejos y recomendaciones para los trabajadores que quieran proteger y cuidar un poco más sus ojos en el ámbito laboral.

La salud ocular es en muchas ocasiones la gran olvidada y no tomamos las precauciones necesarias, más aún teniendo en cuenta que cada vez pasamos más tiempo con los ojos “pegados” a una pantalla tanto en el trabajo como en la vida personal.

salud ocular

Para mantener una buena salud ocular se debe acudir al oftalmólogo una vez al año.

Por ello es muy importante llevar a cabo una serie de recomendaciones que ayudarán a mantener la salud de nuestros ojos.

Decálogo para cuidar la salud ocular en el entorno laboral

 

  • Acude al oftalmólogo al menos una vez al año.

 

  • Mantén una distancia de unos 30 centímetros respecto al dispositivo con el que trabajes (ordenador, tablet, smartphone…).

 

  • Procura que la dirección de tu mirada sea hacia abajo, para poder levantarla y ver de lejos.

 

  • Parpadea frecuentemente.

 

  • Utiliza una buena iluminación cuando trabajes, colocándote para que la luz provenga del lado contrario al que escribes.

 

  • Lubrica bien tus ojos con lágrimas artificiales y evita el uso de colirios que contengan vasoconstrictores.

 

  • Huye del viento, los ambientes secos y aquellos tóxicos, como el tabaco o los humos industriales.

 

  • No te frotes los ojos, y menos con las manos sucias. En caso de irritación, no te laves con remedios caseros ni utilices gotas oculares sin indicación médica.

 

  • No expongas tu vista al sol intenso, y usa lentes con filtro solar para cuidar tus ojos al aire libre.

 

  • Procura limitar el tiempo que pasas frente al monitor del ordenador. Si usas mucho tiempo estos aparatos, trata de descansar tus ojos cada hora.

Lorena Pérez

Lorena Pérez

Licenciada en Periodismo, lleva diez años escribiendo en distintos medios sobre salud, ocio y cine. Aficionada a la buena cocina y la buena comida (sólo si es sin gluten), deportista y cinéfila sin remedio, se acerca al mundo de la salud desde un punto de vista amable y riguroso, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los lectores de Knowi.