Muchas personas al concienciarse por hacer deporte tienen la duda de si apuntarse al gimnasio o ejercitarse solos en casa o en el parque. Cualquier forma de ejercitarse es buena, pero los gimnasios, al ser un lugar especializado exclusivamente para ello, nos trae algunas ventajas.

En casa podemos hacer algunos ejercicios, o podemos optar por salir a correr, caminar o andar en bicicleta, pero las opciones son limitadas. En un gimnasio hay una gran variedad de posibilidades: desde ir a la cinta o la bici estática, hacer pesas, hasta asistir a clases de todo tipo. De esta forma, garantizamos no aburrirnos rápidamente de hacer ejercicio.

Al asistir a un gimnasio habitualmente lo vas convirtiendo en tu estilo de vida, generamos el hábito de hacer ejercicio, que es fundamental para tener una vida más sana a cualquier edad.

Cuando entramos en el gimnasio, al estar en un lugar exclusivamente dedicado a hacer deporte, utilizamos el 100% de nuestra atención y energías a ejercitarnos. Si estamos en casa puede que nos distraigamos con la tele, el teléfono, el ordenador… Casi con total seguridad, el gimnasio nos ayudará a lograr mejores resultados.

Cuando entramos en el gimnasio, al estar en un lugar exclusivamente dedicado a hacer deporte, utilizamos el 100% de nuestra atención y energías a ejercitarnos

Además de sentirnos mejor físicamente, el deporte debe ser una vía para sentirnos mejor emocionalmente. Dentro de un gimnasio socializamos con personas con los que compartimos intereses y el hacer amistad es una fuerte motivación para no faltar a tus entrenamientos, lo cual es muy importante, ya que la constancia es lo que te ayuda a lograr objetivos y a conservar una buena salud. Puede parecerte extraño, pero grandes amistades se han forjado yendo a un gimnasio.

Otra de las ventajas de asistir a un gimnasio es que hay entrenadores especializados y  profesionales que te pueden ayudar a que alcances todos tus objetivos y que además de motivarte a que sigas entrenando para que los logres, te guían para que hagas los movimientos correctos en cada ejercicio evitando cualquier tipo de lesión. En muchos gimnasios incluso también tienen nutricionistas que nos permitirán mantener una dieta saludable y un plan integral para bajar de peso.

shutterstock_92905789Una vez comenzada nuestra rutina de ir al gimnasio habrá días que te sientas sin fuerzas para ir, pero una vez que asistes, el ejercicio hace que te sientas más activo. Todos esos días que te sientas con cansancio, o deprimido, estresado o con cualquier pretexto como para faltar al gimnasio, es cuando más debes ir porque el gimnasio hace que esos estados cambien y mejore tu actitud, aparte te brinda un “desestrés” mental y emocional.

Con todo esto esperamos que la próxima vez que dudes en ir al gimnasio te acuerdes de todas estas ventajas de tener una rutina de ejercicios. Lo más importante es ser constante en nuestra actividad física, ya sea en el gimnasio o en casa, para así vernos y sentirnos bien con nosotros mismos.