El sobrepeso y la obesidad son unos de los principales factores de riesgo vinculados a la diabetes tipo 2. Es por ello que los especialistas recuerdan que impulsar un estilo de vida más saludable y mejorar la adherencia de los pacientes a los tratamientos garantizará un mejor pronóstico de estos pacientes, llegando incluso a disminuir su prevalencia entre la población.

Así lo han puesto de manifiesto los expertos reunidos en la IX Reunión Diabetes y Obesidad, un encuentro organizado por el Grupo de Diabetes y Obesidad de la FEMI/SEMI (Fundación y Sociedad Española de Medicina Interna respectivamente), además de otras sociedades científicas, junto con la colaboración de Novartis entre otras compañías. Este foro científico ofrece un marco para el intercambio y actualización de conocimientos en la asistencia y en el abordaje terapéutico del paciente con diabetes tipo 2 y del paciente obeso.

Y es que según ha indicado el presidente de la SEMI, el Dr. Emilio Casariego Vales del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Lucus Augusti (Lugo), “el porcentaje de población española con obesidad se está incrementando y la asociación entre obesidad y diabetes es bien conocida, cuando aumenta la primera, aumenta la segunda. En la actualidad, alrededor del 38% de los pacientes que ingresan en los Servicios de Medicina Interna sufren diabetes y suponen cerca del 16% de los que atendemos en consultas externas”.

shutterstock_182347277En España, casi tres de cada diez personas presentan obesidad y la prevalencia de la diabetes tipo 2 en mayores de 18 años alcanza casi el 14% de la población, una cifra que se duplica entre los mayores de 65 años. Y es que, según el estudio Di@bet.es, la obesidad y el sobrepeso duplican el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Además, estos pacientes presentan múltiples complicaciones que pueden implicar cualquier órgano del cuerpo: “problemas coronarios, oculares o renales, entre otros. Por ello es tan importante la prevención de estas complicaciones: un buen cumplimiento de los tratamientos y un mejor control se asocian a una mayor calidad de vida”, ha indicado el Dr. Casariego.

La educación en estilos de vida y el control del paciente son dos de los retos más importantes en el manejo de estos pacientes. Para el Dr. Francesc Xavier Cos Claramunt, Servicio de Atención Primaria del CAP Sant Martí de Provençals (Institut Catalá de la Salut Barcelona), “los consejos dirigidos a mejorar los hábitos de vida relacionados con la alimentación y el ejercicio físico influyen de forma clara en la prevención de la diabetes tipo 2 y la obesidad. Hay estudios que demuestran que estas intervenciones son eficaces además de coste efectivas”.

El abordaje de la diabetes tipo 2 en los estadios más tempranos de la enfermedad es, para los expertos, fundamental: “Es el momento idóneo para concienciar al paciente sobre su condición, ofrecer una atención individualizada, consejos que contribuyan a mejorar su adherencia y promover un cambio en su estilo de vida para que pueda convivir con esta nueva condición crónica” ha indicado el Dr. Cos.

Estas primeras fases son clave en el desarrollo de la enfermedad, momento en el cual, según los especialistas, “un tratamiento intensivo y un manejo estricto de la enfermedad diabética, en edades en las que tratar la enfermedad de forma intensiva no tenga riesgos, implicará potencialmente beneficios a largo plazo. Diversos estudios han mostrado claramente los beneficios de ser intensivos durante los primeros años de la enfermedad diabética, llegando incluso a una reducción de la mortalidad observada en los datos post UKPDS”, ha concluido el Dr. Cos.


Diego Mugarza

Diego Mugarza

Licenciado en administración y dirección de empresas, master en marketing y direccion comercial. Amante de todo tipo de deportes, de la musica, la naturaleza y viajero empedernido. La felicidad es su objetivo de vida, entiende la salud como una herramienta más para poder llegar a ser feliz.