Vivimos en una sociedad en la que el culto al cuerpo ocupa un lugar primordial en nuestras vidas, al mismo ritmo que nos vamos quitando capas de ropa conforme suben las temperaturas, también comienzan a aumentar las preocupaciones por esos kilos de más que hemos podido acumular durante el invierno.

Antes de nada decir que tener que realizar la operación bikini es consecuencia de no haber llevado una vida saludable durante el resto del año por varios posibles motivos como la falta de ejercicio, una dieta alta en grasas e hidratos de carbono, una vida sedentaria, etc. Con la llegada de Marzo miles de personas acuden a los gimnasios para comenzar la operación bikini y llegar a la estación estival lo mejor posible, en el pasado se asociaba más, este intento por alcanzar en dos meses lo que no se conseguía durante el resto del año, al sexo femenino pero en la actualidad tanto hombres como mujeres se preocupan por el estado de su cuerpo de cara al verano.

La operación bikini puede mejorar nuestro aspecto físico, pero tampoco esperemos milagros, no hay que volverse locos y buscar dietas exprés que en caso de seguirlas lo único que vamos a conseguir es una falta de nutrientes y empeorar nuestra salud, al margen de que no alcanzaremos los objetivos deseados por los efectos rebotes provocados tras este tipo de dietas.

Lo que se debe hacer es aprovechar la operación bikini como una forma de empezar a cambiar nuestro estilo de vida hacia uno más saludable, para adelgazar esos pocos kilos de más al principio sí podemos ser algo más estrictos en nuestra dieta pero sin alejarnos de lo saludable para nuestro organismo.

Hacer ejercicio físico es clave para tonificar nuestro cuerpo conforme nos vayamos quitando la grasa que nos sobra con la ayuda de la dieta. Una forma de acelerar el proceso de quema de grasas puede ser hacer ejercicio en ayunas, pero siempre con cuidado.

Algunos consejos para la operación bikini

comida fritos patatas

Evita el alcohol, fritos y dulces es difícil renunciar a ellos pero no nos ayudan para nada en la consecución de nuestro objetivo.

Como hemos dicho antes debemos llevar una dieta saludable y unido al aumento de ejercicio pronto notaremos los resultados, no te dejes engañar por las dietas milagro. Permitirse un “capricho” de vez en cuando es importante para no frustrarse y abandonar la dieta.

 

Coge menos el coche, con la llegada del buen tiempo podemos aprovechar más para andar, ir en bici nuestro cuerpo nos lo agradecerá y el medio ambiente también.

¿Apuntarse al gimnasio? Para hacer ejercicio físico no es necesario apuntarse al gimnasio podemos hacer muchos ejercicios tanto al aire libre como en casa, si bien es cierto que en el gimnasio contamos con la ayuda de especialistas que nos pueden ayudar a conseguir los resultados deseados.

Vientre plano, para conseguir quitarnos el exceso de grasa de la zona abdominal debemos cuidar nuestra alimentación y además realizar ejercicios aeróbicos, es decir, correr, bici, saltar a la comba, etc.

sandia frutaAbdominales, un error muy común es pensar que para lucir la famosa “tableta” hay que “matarse” a hacer largas tandas de abdominales, pero lo más importante es conseguir eliminar la grasa abdominal, sin eliminar dicha grasa no notaremos resultados ya que conseguiremos fortalecer los abdominales pero por encima de ellos mantendremos esa capa de grasa que impedirá que sean visibles, una vez conseguido esto sí es importante hacer tablas de abdominales.

Bebe agua, en los meses de más calor es importante mantener hidratado nuestro organismo, además el agua nos sacia. Una buena opción de hidratarnos es también comiendo frutas con un alto porcentaje de agua como el albaricoque, arándano, naranja, melocotón, sandía, melón, piña, ciruela, y frambuesa.