Con las bajas temperaturas del invierno, nuestra piel sufre más que el resto del año y una de las principales consecuencias es la deshidratación. Así podemos mostrar una piel mucho más seca, con manchas, erupciones, incluso escamada. Por lo que para mantener la piel hidratada deberemos prestar más atención y seguir estos consejos.

 
El viento, las temperaturas gélidas, los cambios bruscos de la mismas entre el calor del hogar y el exterior, nuestra piel se resiente durante estos meses y necesitará más cuidados que el resto del año, al menos cuidados muy exigentes y muy distintos a los que necesita en otras épocas. En Knowi os explicamos los pasos a dar para lucir la piel hidratada como el resto del año.
 

Consejos para mantener la piel hidratada durante el inviero

1- Limpieza

La limpieza es fundamental en cualquier época del año y lo más recomendable es que sea parte de nuestra rutina. Lavar bien la cara con el jabón adecuado y desmaquillarnos, para después utilizar un agua micelar y un desmaquillante específico para ojos.

piel hidratada

Mantener la piel hidratada durante el invierno es más complicado que en otras épocas del año


 

2-Hidratación

Nuestra piel se reseca más en esta época del año y para hidratarla no sólo hay que recurrir a una buena crema hidratante sino que la hidratación comienza en nuestro interior, bebiendo agua. Así de fácil y de complicado a la vez. Pero sin agua no hay hidratación.

Además de eso, es recomendable usar crema de día y de noche y aplicarla en el momento correcto. También puedes escoger productos específicos para la zona de alrededor de los ojos, que es muy sensible  y requiere de hidratación extra.
 

 3- Exfoliar

También hay que convertirlo en parte de la rutina, al menos una o dos veces por semana. Ayudará a eliminar células muertas y así nuestra piel respirará mucho mejor, presentará mejor aspecto y estará más suave. Un 3 en 1.
 

4. Mascarillas

Un aliado más a tener en cuenta. Las hay de todo tipo, para obtener un aporte extra de hidratación, para limpiar, para pieles secas, para pieles grasas… Siempre van a ser un añadido más a tener en cuenta y un colofón perfecto a una buena sesión de belleza.

 

5. Constancia

Todos estos hábitos son estupendos siempre y cuando se realicen de manera continúa y habitual, es la única manera de obtener resultados. Así que aunque al principio no notéis la mejora, a base de ser constantes y repetir estos pasos frecuentemente, vuestra piel mejorará y estará mucho más bonita y saludable.

Estos consejos nos ayudarán a mantener la piel hidratada durante el invierno manteniendo su buen aspecto durante todo el año.


Lorena Pérez

Lorena Pérez

Licenciada en Periodismo, lleva diez años escribiendo en distintos medios sobre salud, ocio y cine. Aficionada a la buena cocina y la buena comida (sólo si es sin gluten), deportista y cinéfila sin remedio, se acerca al mundo de la salud desde un punto de vista amable y riguroso, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los lectores de Knowi.