Hoy en día todos sabemos que tener unas cifras elevadas de colesterol total, por encima de 200 mg/dl. es sinónimo de entrar en zonas de riesgo fundamentalmente cardiovascular. Mantener el nivel de colesterol a raya es fundamental.

Cuando nos hacemos una revisión, un chequeo, o simplemente el médico nos ha pedido una analítica por el motivo que sea, una de las cifras que tienen mayor “popularidad” es la relacionada con el nivel de colesterol. De hecho, está presente en las conversaciones sobre salud de una forma omnipresente, tengo el colesterol alto, no sé qué hacer para bajar nivel de colesterol, el médico me ha restringido tal o cual alimento, estoy en tratamiento por mi colesterol, etc…

Mantener el nivel de colesterol a raya es fundamental para prevenir problemas cardiovasculares.

Mantener el nivel de colesterol a raya es fundamental para prevenir problemas cardiovasculares.

La verdad es que pocos tienen una idea cierta de lo que significa el colesterol para nuestro organismo, en primer lugar es bueno recordar que esta sustancia es fundamental para que las células puedan realizar adecuadamente sus funciones y su metabolismo. El problema es que sus niveles deben estar en un rango adecuado tal y como ya se ha comentado.

Dentro de lo que genéricamente denominamos colesterol, hay varios tipos: está el HDL o lo que vulgarmente llamamos “colesterol bueno”, que no se acumula en el organismo, encargado de eliminar el exceso de colesterol presente en nuestra sangre, y el LDL o también conocido como “colesterol malo”, aunque en realidad su presencia y función es fundamental, puesto que contribuye a que el colesterol penetre en las células y así poder realizar adecuadamente su función.

En condiciones normales disponemos de la cantidad suficiente de cada uno de ellos para que todo funcione adecuadamente y que no se termine acumulando en nuestras arterias provocando complicaciones de índole cardiovascular fundamentalmente.

¿Qué ocurre cuando el nivel de colesterol es superior al necesario?,

El colesterol HDL, el “bueno”, no puede eliminar todo el colesterol sobrante LDL, el “malo”, es decir se provoca un desequilibrio que hace que este se acumule en las paredes de nuestras arterias y vasos, generando fenómenos oclusivos que pueden conllevar problemas evidentes de isquemia, además de que puede desprenderse alguna porción llegando a ocluir otros territorios.

Para hacerse una idea somera en cuanto a las cifras, podemos decir que un nivel de colesterol total por debajo de 200 mg/dl podría considerarse como adecuada, un colesterol alto estaría entre 200 y 240 mg/dl y muy alto por encima de esa cifra.

Respecto al colesterol LDL, el considerado “malo”, las cifras normales estarían por debajo de 100 mg/dl, alto podría considerarse entre 100 y 160 mg/dl y muy elevadas las que estén por encima de esta cantidad.

En relación al colesterol “bueno” o HDL hay una pequeña variación entre hombres y mujeres, en los primeros se consideran adecuadas cifras superiores a 40 mg /dl y en la mujer 50 mg /dl, todo lo que supere estas cifras es deseable y lo que esté por debajo es cuestión de mirarlo y que el especialista valore.

Para mantener a raya el colesterol nada como nuestro sempiterno consejo, una vida sana y saludable a base de una buena dieta, la mediterránea es estupenda como hemos dicho en otras ocasiones,ejercicio adecuado a cada tipo y perfil de persona y si a pesar de todo el colesterol se nos revela, no queda más remedio que acudir al médico quien nos recomendará cuál es el régimen terapéutico más adecuado para cada uno de nosotros.

Por último, tomar un “Danacol” al día nunca está de más, es más (valga la redundancia), hay estudios que demuestran que tomarlo es una forma eficaz de reducir el colesterol, dichos estudios están revisados por la Fundación Española del Corazón según apunta Danone en su página Web.