El verano es una época muy delicada tanto para nuestra piel como para nuestro pelo. Y es que el sol, el cloro, el agua del mar, pueden dañarlo y necesitaremos en esta época mimarlo más que nunca.

La excesiva exposición solar puede deshidratar nuestro pelo y contribuir en gran parte a resecarlo, lo que hará que pierda fuerza, cuerpo y brillo, pero también puede conducir a una caída del mismo. Si a esto le sumamos el cloro de las piscinas y el salitre del mar, nuestro pelo es uno de los grandes afectados de la época estival. Además, justo después llega el otoño, que es una época en la que solemos tener el cabello más debilitado, así que fundamental cuidarlo durante el verano para llegar lo mejor posible al mes de septiembre.

 

1- Siempre mascarilla

Es importante que sigamos usando la mascarilla al menos una vez a la semana para proteger el pelo del sol y evitar que se nos encrespe. Además le dará suavidad, brillo y reparará nuestras puntas, algo que es realmente complicado de hacer de otra manera. Pero además también es importante que protejamos el pelo con geles o sprays con filtros solares que hay que utilizar cada dos horas si además también nos bañamos. Se aplican sobre el pelo mojado y notaremos su efecto.

shutterstock_208779139
2- Después del baño de sol
Importante lavar nuestro pelo a conciencia. Eliminaremos restos de arena, de cloro, de sal… y lo nutriremos. En verano nos podemos lavar el pelo todos los días, al igual que el resto del año. En contra del mito y la creencia popular de que es perjudicial lavarse el pelo todos los días, los expertos señalan que esta práctica nos ayuda a tener un cabello más sano y favorece tanto su renovación como su crecimiento. Un champú hidratante y un acondicionador es fundamental después del sol.

3-Protege también tu cabecita

De paso que nos protegemos el pelo, protegemos también nuestra cabeza con sombreros, fulares, gorras, pañuelos… exponerse muchas horas al sol sin protección en la cabeza nos puede crear dolor y malestar.

4-Cuidado con los aparatos

Los secadores y planchas no son recomendables en esta época del año por el exceso de calor que aportan a nuestro pelo, aunque podemos encontrar algunos en el mercado que han sido diseñados especialmente para evitar este efecto en la época estival. También es importante no utilizar complementos metálicos en el baño, como horquillas o diademas, ya que se oxidarán y perjudicarán nuestro pelo.


Lorena Pérez

Lorena Pérez

Licenciada en Periodismo, lleva diez años escribiendo en distintos medios sobre salud, ocio y cine. Aficionada a la buena cocina y la buena comida (sólo si es sin gluten), deportista y cinéfila sin remedio, se acerca al mundo de la salud desde un punto de vista amable y riguroso, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los lectores de Knowi.