La sandía es una fruta deliciosa que nos aporta agua, vitaminas y un montón de nutrientes. Además es perfecta para esta época del año porque nos ayuda a rehidratarnos, y encima está deliciosa.

En Knowi, comprometidos con vuestra salud, os damos cinco grandes razones para incluir la sandía en vuestra lista de la compra.

En verano es aún más importante que reforcemos nuestra dieta diaria con verduras y frutas. Nos aportan algo tan básico como imprescindible, el agua. Pero además también nos ayudan a regular el tránsito intestinal gracias a la fibra que contienen y suponen una ración ligera de comida, que es fenomenal para combatir las altas temperaturas.

Así que ya lo sabéis, en verano fruta y verduras todos los días y en mayor cantidad. Y si os gusta la sandía, perfecto, con estas cinco razones para consumirla, os gustará aún más.

5 motivos para comer sandía

Leer más


  1. Fortalece el sistema inmunológico.
    La sandía es muy rica en vitamina B6 y ésta es fundamental para varias cosas en nuestro organismo: por un lado colabora en el desarrollo del cerebro, nos ayuda a eliminar los líquidos retenidos y fortalece nuestro sistema inmunológico.

  2. Rica en potasio
    . Se trata de un mineral muy importante que encontramos sobre todo el la sandía y los plátanos. El potasio se encarga, entre otras cosas, de mantener el balance del agua en el cuerpo, de transportar el oxígeno al cerebro y eliminar desechos orgánicos.

  3. Licopeno, un gran antioxidante.
    La sandía contiene altas cantidades de este antioxidante que nos ayuda a eliminar radicales libres y por tanto retrasa el envejecimiento celular, con todo lo que ello supone, es decir, nos ayuda a prevenir o controlar el colesterol entre otras cosas.

  4. Bueno para el corazón
    . La sandía contiene dos elementos fundamentales para regular la circulación y el flujo normal de la sangre como son la arginina y la citrulina. Además estos elementos nos ayudan también a aumentar el nivel de energía.

  5. Betacarotenos.
    Estos compuestos son básicos para la salud ocular, e incluso para protegernos de posibles infecciones. Lo encontramos en la sandía en altas cantidades.

Además la sandía la podemos comer en rodajas, incluirla en ensaladas, trocearla y tomarla con yogures e incluso hacer compota con ella. Un alimento fundamental en esta época veraniega.

Ocultar


Lorena Pérez

Lorena Pérez

Licenciada en Periodismo, lleva diez años escribiendo en distintos medios sobre salud, ocio y cine. Aficionada a la buena cocina y la buena comida (sólo si es sin gluten), deportista y cinéfila sin remedio, se acerca al mundo de la salud desde un punto de vista amable y riguroso, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los lectores de Knowi.