Así es, un estudio publicado en la revista PLoS ONE y realizado por la Universidad de California determina que las publicaciones de felicidad trasmitidas a través de las redes sociales tienen una repercusión positiva en el estado de ánimo de quienes lo leen.

En el estudio se analizaron, entre enero de 2009 y marzo de 2012, más de mil millones de actualizaciones de estado en Facebook por parte de más de 100 millones de usuarios, gracias a la ayuda de un software que evalúa el contenido emocional de cada mensaje.

Con este estudio se pone de manifiesto la importancia que tienen las redes sociales en nuestro día a día, el efecto mariposa que pone de manifiesto este estudio es sorprendente y probablemente estemos desaprovechando una oportunidad de hacer un mundo más alegre, feliz y amigable.

El estudio además revela que las emociones positivas tienen mayor transcendencia en la gente de nuestro alrededor ya que los mensajes de felicidad en redes sociales incitaban a 1,79 mensajes positivos nuevos, mientras que los negativos que también fueron analizados incitaban 1,19 mensajes negativos.

La predisposición humana a ser feliz queda reflejada con estos datos, algo que no debería sorprender a nadie ya que el objetivo primordial de nuestra existencia, buscado por muchos y alcanzado desgraciadamente por muchos menos, es la felicidad.

Si leyendo esta noticia te ha sorprendido el hecho de que la felicidad sea más contagiosa que la negatividad y el pesimismo, probablemente estás lejos de alcanzar el objetivo primordial del que hablamos en el párrafo anterior, si por el contrario lo has visto como algo normal estarás más cerca de alcanzar la felicidad, pero esto no es más que la opinión de alguien que vive lo más cerca posible del objetivo compartido por tantos.

Desde Knowi os animamos a ser felices y transmitirlo a todo el mundo y no sólo a través de las redes sociales, generando una cadena de felicidad y haciendo que este mundo sea un poco más alegre.