Las salsas nos persiguen allá donde vayamos. No hay plato al que una buena salsa le vaya mal. Son sabrosas, arreglan cualquier comida y están buenas aunque sólo sea con pan. Pero las salsas nos aportan una enorme cantidad de calorías que no contribuyen para nada a hacer que nuestra dieta sea saludable. Aquí os dejamos un listado con las que más y menos calorías aportan, para que las vayáis reduciendo o mejor aún, eliminándolas. Y un recordatorio importante: mejor caseras.

En ensaladas, con la carne, el pescado, con patatas, con la pasta, el arroz…y así hasta el infinito. Muchas veces un plato en principio saludable, deja de serlo en el momento en el que preparamos una riquísima salsa. Así que si no queréis subir de peso, echadle un ojo a estas salsas y descubrir cuáles son las más y las menos calóricas.

Salsas que tienen mayor cantidad de calorías:

shutterstock_551814581-Aceite. La base de casi cualquier salsa, y del aliño más popular para las ensaladas, es una bomba calórica: una sola cucharada de aceite nos aporta 135 calorías. Eso sí, el aceite de oliva tiene un montón de propiedades beneficiosas para nuestra salud, con lo que controlando su consumo, es estupendo para nuestra dieta. No prescindas de ella nunca.

2-Salsa de tomate. Cuando hablamos de salsa de tomate normalmente nos referimos a aquellas salsas de tomate frito que encontramos en los supermercados. Éstas tienen una cantidad importante de calorías, mucho mejor si la hacemos nosotros en casa.

3-Mayonesa. Simplemente deliciosa, pero teniendo en cuenta sus componentes es fácil saber que tiene un aporte calórico elevado. Su base es de aceite, y además lleva huevos, así que es fácil que sólo una cucharada nos aporte 170 calorías.

4-Alioli. Aún más calórica que la mayonesa, que es su base. Pero además se le añade ajo y más aceite para mezclar el ajo con la mayonesa utilizada en la base. Eso sí, con unas patatas está buenísima. Si lo haces en casa al menos tú controlas la cantidad de aceite que usas.

5-Pesto. La salsa italiana contiene una gran cantidad de calorías, entre 140 y 160 por cucharada aproximadamente. Si nos fijamos en sus ingredientes lo entendemos: ajo, albahaca, piñones, queso parmesano y aceite.

En el otro lado de la balanza nos encontramos con salsas que, sorprendentemente, son menos calóricas que las ya mencionadas.

shutterstock_1217707391-Ketchup. ¡Sorpresa! Tiene menos calorías que la salsa de tomate, quién nos lo iba a decir. Pero es que en su elaboración no se utiliza aceite, aunque eso sí, tiene más cantidad de azúcar y de sodio, así que cuidado con su consumo. Menos calórico no siempre significa más saludable.

2-Soja. Perfecta para darle sabor a tus platos y no subir de peso. No tiene grasas y como mucho puede aportarte 15 calorías por cada 30 gramos. Estupenda con sushi.

3-Mostaza. La salsa de las dietas. Sabrosa y baja en calorías, es perfecta para caprichos como hamburguesas, perritos, carnes en general…

 


Lorena Pérez

Lorena Pérez

Licenciada en Periodismo, lleva diez años escribiendo en distintos medios sobre salud, ocio y cine. Aficionada a la buena cocina y la buena comida (sólo si es sin gluten), deportista y cinéfila sin remedio, se acerca al mundo de la salud desde un punto de vista amable y riguroso, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los lectores de Knowi.