Saltar a la comba es una de las mejores opciones que tenemos para tonificar, adelgazar y mejorar nuestra capacidad cardiovascular. Además los resultados no tardan en apreciarse, definitivamente es un ejercicio que debe estar en tu circuito de entrenamiento.

Saltando a la cuerda aumentamos nuestro nivel metabólico hasta niveles muy elevados, provocando un gran consumo de calorías, unas 10 por minuto. Para aquellos que quieren incluir este ejercicio en su rutina de entrenamientos el consejo es que lo hagan poco a poco, a no ser que ya se tenga una forma física más que aceptable, ya que saltar a la comba consume mucha energía en poco tiempo. Aquí os explicamos cómo trabaja nuestro cuerpo cuando saltamos a la comba.

Trabaja todo tu cuerpo al saltar a la comba

Leer más


-Se utilizan muchos músculos, tanto de la parte superior (brazos, hombros, espalda, abdominales) como de la inferior (gemelos, muslos, glúteos).

-Se fortalecen los huesos: saltar a la comba “obliga” al cuerpo a desarrollar masa ósea, siendo así muy recomendable para prevenir la aparición de osteoporosis.

shutterstock_174655250-Mejora la potencia de los músculos: al ser un ejercicio con movimientos tan rápidos se mejora la velocidad y la capacidad explosiva de los músculos.

-Mejora la coordinación, los reflejos y el equilibro.

-Se puede desarrollar más la musculatura si añadimos algunos complementos durante la realización del ejercicio, por ejemplo: pesas en los tobillos o cuerdas con peso incorporado.

-Perfecto para la “operación bikini”. Estamos en esos meses en que aquellos que se hayan descuidado un poco durante el invierno buscan formas de quitarse de encima esos kilos de más, de cara a estar lo mejor posible en verano. Como hemos comentado anteriormente saltar a la cuerda es un ejercicio magnífico para adelgazar y eliminar la grasa sobrante del cuerpo.

-Saltando dos o tres veces por semana a la comba junto con una alimentación completa y equilibrada, obtenemos el “coctel” perfecto para lucir cuerpo.

La posición es clave a la hora de saltar a la comba

Saltar a la cuerda es un ejercicio muy sencillo, pero para hacerlo correctamente debemos tener en cuenta unas pautas que os dejamos a continuación.

– Mantener la cabeza recta con la mirada al frente.

– Los codos cerca del cuerpo.

– Las rodillas deben permanecer un poco flexionadas.

– El torso recto y el abdomen contraído para proteger la espalda y las rodillas.

– Saltar sólo sobre las puntas de los pies, los talones no deben tocar el suelo.

– Saltar a la comba sobre suelo regular, para reducir así el riesgo de lesiones.

Una vez os decidáis a rememorar vuestra infancia con este ejercicio no tardaréis en notar los resultados, cada vez aguantaréis más tiempo y adquiriréis la destreza suficiente para saltar de distintas formas (pies juntos, con un solo pie, dando dos vueltas al cuerpo por salto, elevando los talones al culo, levantando las rodillas, con movimiento hacia atrás y hacia delante, etc.)

Fijaos lo que son capaces de hacer estas niñas.

Ocultar


Diego Mugarza

Diego Mugarza

Licenciado en administración y dirección de empresas, master en marketing y direccion comercial. Amante de todo tipo de deportes, de la musica, la naturaleza y viajero empedernido. La felicidad es su objetivo de vida, entiende la salud como una herramienta más para poder llegar a ser feliz.