Tag "cardiovascular"

Cómo controlar tu presión arterial

Según el Instituto Nacional de Estadística, la enfermedad cardiovascular es responsable del 30,5% de las muertes en España (dato de 2012 publicados en 2014) y, tal y como alerta la Fundación Española del Corazón, la tensión arterial es uno de los principales factores de riesgo que causan esta enfermedad. Controlar la presión arterial es fundamental en la prevención.

Tomar una sauna puede proteger nuestro corazón

Tomar una sauna, incluso a diario puede reducir el riesgo de muerte cardiaca, según un estudio reciente llevado a cabo por la Universidad Eastern Finland. El estudio de seguimiento descubrió que los hombres que toman una sauna 4-7 veces a la semana eran 63% menos propensos a experimentar una muerte súbita cardíaca que los que tomaban una sauna una vez a la semana.

Objetivo: prevenir la muerte súbita cardiaca

En la lucha para evitar un episodio de muerte súbita de origen cardiaco la prevención es el mejor recurso y el abordaje multidisciplinar es el procedimiento más óptimo. Así lo puso de relieve el Dr. Ramón Brugada, Director del Centro de Genética Cardiovascular del Institut d’Investigació Biomèdica Girona-IdIBGi, en el 36º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) de Bilbao.

Enfermedad cardiaca, prevenla cuidando tu corazón

Una de las principales preocupaciones que tenemos especialmente a partir de una cierta edad es la de sufrir una parada cardiaca, consecuencia de una arritmia o un infarto. A cualquiera nos puede ocurrir, especialmente si además se van acumulando factores de riesgo en nuestra vida (Presión arterial alta – hipertensión arterial – , colesterol elevado, diabetes, obesidad y sobrepeso, estrés, tabaquismo, inactividad física, antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular, edad – 4 de cada 5 muertes debidas a una enfermedad cardíaca se producen en personas mayores de 65 años de edad -…)

Una vida saludable ayuda a prevenir la disfunción eréctil

La disfunción eréctil es un problema más extendido de lo que parece y normalmente no supone un hecho puntual, sino que más bien representa un síntoma que probablemente se va a cronificar en el tiempo, puesto que en bastantes ocasiones manifiesta una interdependencia evidente con otras patologías tanto de orden físico, especialmente cardiovasculares como de carácter psicológico.