Tag "Descanso."

Y a ti, ¿cómo te afecta el síndrome postvacacional?

El síndrome postvacacional o también denominado depresión vacacional comprende una serie de síntomas que hacen referencia a la ansiedad y presión emocional que muchos sufren al enfrentarse de nuevo al mundo laboral después de un más que merecido periodo de vacaciones, no es una enfermedad sino que es un proceso adaptativo que cada cual vive a su estilo y manera.

La alimentación de un día de montaña

Caminar por la montaña, respirar aire puro, fusionarse con la naturaleza, hacer deporte, disfrutar de los amigos, contemplar paisajes espectaculares…Una salida al monte es un plan perfecto para una jornada veraniega, pero supone un importante gasto energético por lo que es básico alimentarse en condiciones para disfrutar de la jornada sin contratiempos.

La siesta, una costumbre saludable y muy nuestra

La siesta es una costumbre muy mediterránea especialmente afincada en nuestro país. Cuántas veces no se nos ha criticado desde fuera por dar carta de naturaleza a esta costumbre tan arraigada en nuestra cultura. Ahora desde diversos entornos de especialización se apuntan sus beneficios para la salud, eso sí, siempre y cuando no se exceda su duración y se realice en las condiciones adecuadas.

Mi pueblo, un remanso de paz

Este fin de semana he estado en mi pueblo, y digo “mi”, porque es en Almenar de Soria donde pasé momentos muy felices de mi vida. Los veranos los pasábamos allí y claro todo lo que suena a infancia, juventud, vacaciones de estudiante, etc… no deja de ser “gloria bendita”.

Cómo prevenir la obesidad infantil

La cifra es alarmante, el 15% de los niños españoles sufren obesidad, una enfermedad que puede tener graves consecuencias en su desarrollo y generar una gran cantidad de enfermedades. Los expertos definen la obesidad infantil como la epidemia del siglo XXI. La Doctora Amparo Rodríguez Sánchez, jefa del Servicio de Endocrinología del Hospital Universitario HM Montepríncipe, nos desvela las claves para prevenirla.

El resfriado veraniego, el peor de todos

¡Verano! Despiertas y hace una temperatura estupenda, el sol brilla en lo alto y ni se te pasa por la cabeza cogerte una chaquetita (a no ser que seas del norte, que vives con ella todo el año). Pero en el momento en el que coges el transporte público o llegas a la oficina con el aire acondicionado a pleno rendimiento te das cuenta… “creo que me he resfriado”.