Tag "Nutrición."

El queso, un manjar en la pirámide nutricional

El queso es sin duda un alimento que se encuentra dentro de la pirámide nutricional con la recomendación que envuelve a todos los lácteos (leche, queso, yogur…), dos o tres porciones diarias en total, aunque hay que tener en cuenta que “la cantidad o número de porciones de cada alimento que una persona debe consumir depende de varios factores: el peso, la edad, el sexo y la actividad física” según indican los expertos.

Prohibido saltarse comidas

La actividad incesante y el agobio que produce la báscula del baño cada mañana, nos induce muchas veces a cometer errores en nuestra alimentación, errores que en algunos casos pueden pasar inadvertidos, pero que en otras pueden acarrear problemas importantes de desregulación metabólica, entre ellos la diabetes tipo dos o diabetes del adulto.

El Sexto Sentido, cocina para celiacos, vegetarianos e intolerantes a la lactosa

Dicen y es verdad que todos tenemos cinco sentidos, vista, oído, olfato, gusto y tacto, algunos afirman que existe uno más, el sexto, que es el relacionado con las sensaciones y las percepciones. Pues bien, este Sexto Sentido lo podemos ejercitar en Alcalá de Henares, en un restaurante acogedor situado muy cerca de la plaza de Cervantes y que precisamente ese es su nombre, Sexto Sentido.

Todos los días un yogurt, contra el sobrepeso y la obesidad

Todos presumíamos las bondades del yogurt en relación con nuestra salud y específicamente en lo relativo a nuestro aparato digestivo. Según un estudio de la Universidad de Navarra, publicado en la revista científica Nutrition, Metabolism and Cardiovascular Disease, un alto consumo de yogur (al menos 7 unidades a la semana) se asocia a largo plazo con un menor riesgo de desarrollar sobrepeso u obesidad.

¿Quién es el culpable del colesterol malo o LDL?

La vida está llena y plagada de incertidumbres y la medicina no está exenta de ellas. Dicen los expertos que cada 10 años se renueva buena parte del conocimiento médico y científico, todo ello de la mano de la innovación tecnológica y farmacológica fundamentalmente. Pero esto no queda ahí, sino que mediante un proceso incremental del conocimiento, se van produciendo grandes avances en la comprensión del enfermar y en sus causas más íntimas.