El té verde forma parte de la tradición china e india desde hace siglos. Contiene numerosos polifenoles y es una excelente fuente de antioxidantes. Entre ellos, destaca la ECGC, de la familia de las catequinas, una molécula con un gran potencial medicinal.

Estos 10 motivos te convencerán para empezar el día con un rico y saludable té verde:

Leer más


  • El té verde es un poderoso anticancerígeno. Diversos estudios han asociado el té verde a una disminución del riesgo de varios tipos de cáncer, incluidos de piel, pecho, esófago y colon. Entre otros, un artículo publicado en Cancer Prevention Research ha demostrado que las catequinas suprimen el crecimiento de células cancerosas del pulmón.

  • Gracias al té verde podemos reducir el riesgo de accidente cardíaco porque disminuye la presión arterial. Ayuda a bloquear la oxidación de LDL (o colesterol malo) y aumenta el HDL (colesterol bueno).

  • El té verde también ayuda a perder peso. Las catequinas aumentan el ritmo al cual el cuerpo quema la grasa. Además incrementa la eficacia de la insulina producida manteniendo los niveles de azúcar estable (esto reduce los antojos).
    shutterstock_146183111

      El té verde es una excelente opción para comenzar el día con un completo desayuno.

  • Puede prevenir daño de la piel y arrugas. Los antioxidantes del té verde retardan los signos del envejecimiento.

  • El té verde contiene cafeína y puede ser un buen estimulante para ponerse en marcha por las mañanas
    . Nos ayuda a estar más alertos y estimula nuestra memoria. Aunque su contenido en cafeína es menor que el café, es suficiente para producir un efecto notable sin los efectos colaterales del café. Además, el té verde también contiene un aminoácido L-teanina, que potencia el efecto de la cafeína de manera natural.

  • Mejora la higiene dental.
    Las catequinas son potentes antibióticos que inhiben virus y bacterias, incluida Streptococcus mutans, una de las causantes de la caries. Además el té verde ayuda a luchar contra la placa dental.

  • Puede mitigar la perdida de hueso (osteoporosis) y reduce el riesgo de fracturas incrementando la densidad mineral ósea.

  • El té verde protege el hígado de substancias tóxicas, entre ellas el exceso de alcohol.

  • Algunos estudios en animales indican que las catequinas del té verde protegen las neuronas, y puede que disminuyan el riesgo de enfermedades neurodegenerativas graves como el parkinson o alzheimer. También se ha demostrado que bloquea la creación de placa causante del parkinson.

  • ¡Está buenísimo! Aunque las primeras veces que se toma té verde puede resultar un poquito amargo, hay muchísimas variedades, algunas más suaves, como por ejemplo el té verde japonés (sencha) y riquísimas. También se puede combinar con unas gotitas de limón. Algunas mezclas de té verde con vainilla o con rosas mejoran mucho su sabor. Para endulzar, en vez de usar azúcar refinado (el blanco), mejor usar azúcar de caña, miel o sirope de arce.

    Ocultar