La naturaleza es una fuente de la que constantemente emana salud, lo único que tenemos que hacer es aprender a encontrarla y aprovecharla. Uno de estos “manantiales” de la salud son las termas, que ya las civilizaciones antiguas lo utilizaban como medida terapéutica. En España tenemos la suerte de encontrarlas repartidas por toda la geografía.

Cuando un persona entra en contacto con estas aguas lo primero que nota es la elevada temperatura a la que se encuentran, en ese momento ya comienzan los efectos terapéuticos sobre el organismo. Dichas altas temperaturas matan gérmenes y virus, aumenta la circulación sanguínea y la oxigenación del cuerpo mejorando así la alimentación de los tejidos del cuerpo provocando un aumento del metabolismo y mejorando la digestión.

Además estas aguas son ricas en minerales, cuáles, dependerá del terreno por el que circule el agua. Los más destacados son el flúor, hierro, bromo, boro, yodo, cromo, cobre, nitrógeno, sodio, fósforo, arsénico y silicio carbónico. Estos minerales son absorbidos por la piel en pequeñas concentraciones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido oficialmente el tratamiento hidrotermomineral válido para múltiples afecciones.

Además de los comentados anteriormente las aguas termales tienen muchos beneficios para la salud.

  • Incrementan el crecimiento de todas las células, tanto sanas como enfermas por ellos está contraindicado para cualquier tipo de tumores.
  • Acción antialérgica y antitóxica.
  • Estimulan las defensas del organismo.
  • Depuran la sangre.
  • Tienen un poder analgésico y calmante.
  • Relajan los músculos.
  • Sedan el sistema nervioso, perfecto para combatir el estrés.
  • Reconstituyen y tonifican.

Por lo que las aguas termales son una muy buena opción de disfrutar un ratito de relax que además nuestro cuerpo agradecerá.

Antes de iniciar un tratamiento de este tipo es positivo consultar a su médico, se debe evitar bañarse en este tipo de agua solo, es importante mantenerse bien hidratado y no las utilice en caso de encontrarse bajo los efectos del alcohol, drogas y con especial precaución si está bajo tratamiento para enfermedades de corazón.


Diego Mugarza

Diego Mugarza

Licenciado en administración y dirección de empresas, master en marketing y direccion comercial. Amante de todo tipo de deportes, de la musica, la naturaleza y viajero empedernido. La felicidad es su objetivo de vida, entiende la salud como una herramienta más para poder llegar a ser feliz.