El tofu es un alimento oriental muy empleado en la cocina japonesa, que le ha dado fama en Occidente, pero su uso está también muy extendido en China y en la cocina asiática en general. Este alimento está de moda debido a su alto aporte de proteínas y a su gran valor nutricional, te contamos sus principales beneficios.

Leer más


El origen del tofu se remonta a la Antigua China, fue introducido a Corea y Japón y a otras partes del Este Asiático probablemente coincidiendo con la expansión del budismo, su llegada a Occidente fue mucho después, haciéndose fundamental en las dietas de aquellos que han elegido el vegetarianismo como estilo de vida.

Te puede interesar: Soja, una legumbre muy polémica ¿es bueno comer soja?


Te puede interesar: Dieta Japonesa vs Dieta Mediterránea

El tofu es un alimento ideal para toda la familia, se trata de una proteína 100% vegetal elaborada a partir del grano de soja, su preparación se basa en tres ingredientes básicos: semillas de soja, agua y solidificante o coagulante. Para la elaboración del tofu no se utilizan productos químicos, ni conservantes, ni colorantes; todo el proceso es natural, al igual que el producto.

Tofu

El tofu es un alimento de origen oriental que cada vez está más presente en las cocinas de todo el mundo.

Existen diferentes tipos de tofu en función de su grado de maduración, cuanto más sólido menor será su contenido en agua y mayor su aporte en los demás nutrientes. A la hora de cocinarlo cabe destacar que puede utilizarse como ingrediente principal en un plato o como acompañante y que es capaz de absorber el sabor de otros alimentos.

Entre los beneficios que el tofu nos aporta a nuestra salud encontramos:


  1. Como proteína vegetal, carece de colesterol, disminuye el riesgo de padecer enfermedades como la diabetes (enfermedad cardiovascular), algunos tipos de cáncer o la osteoporosis.

  2. Contribuye a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, y con ellos el riesgo de arteriosclerosis, infartos de miocardio y anginas de pecho.

  3. Es una gran fuente de proteínas. Su contenido es similar al de los alimentos de origen animal, y superior al de otras legumbres.

  4. Posee un elevado contenido en calcio natural, por lo que disminuye el riesgo de cálculos en el riñón.

  5. Contiene vitaminas de los grupos B y E, y minerales tales como el hierro, fósforo y potasio.

  6. Es pobre en grasas y tiene un aporte calórico bajo.

Ocultar