La incorporación de un zumo a nuestra dieta diaria puede contribuir de forma notable a mejorar nuestra salud, aportando gran cantidad de los nutrientes procedentes de la fruta, reforzando la correcta hidratación de nuestro organismo.

Un zumo al día es una opción perfecta para hacer que nuestra dieta sea más equilibrada y más variada, ya que el propio comité científico de la organización “5 al Día”, reconoce que los zumos de frutas contribuyen a nuestra alimentación como una de las cinco raciones de fruta recomendadas a diario.

Leer más

Además los zumos de frutas se pueden consumir en cualquier momento del día y del año y podemos disponer de todos los sabores, a cualquier hora y en cualquier estación. Es importante destacar, el papel que tienen los zumos de fruta en un desayuno saludable. Esta comida debe aportar el 25% de la energía a ingerir durante todo el día y debería contener hidratos de carbono, proteínas y grasas de una forma equilibrada acompañado de una buena dosis de alimentos con fibra. Para que un desayuno sea equilibrado debería contener al menos, productos lácteos, aceite de oliva, pan, cereales, frutas o sus derivados y frutos secos. Así un zumo de fruta en el desayuno es un aliado excelente que nos aportará vitaminas, minerales y antioxidantes.

Te puede interesar: 5 desayunos saludables en 5 minutos

shutterstock_215590762En los últimos años se está haciendo cada vez más frecuente tomar el zumo a la hora de la merienda, especialmente entre los niños. La hora de la salida del colegio y del recreo son buenos momentos para tomarse un zumo de fruta y continuar así la jornada. El zumo les aporta los nutrientes necesarios tanto para la actividad física como para la intelectual en una época fundamental para su desarrollo y crecimiento. Beber un envase monodosis de 200 a 300 ml de zumo de frutas en la merienda representa una de las cinco raciones diarias de fruta recomendadas dentro de una alimentación equilibrada. De esta manera se consigue que los más pequeños de la casa ingieran fácilmente los nutrientes y vitaminas de las frutas para garantizar una buena salud y un crecimiento óptimo.

Los más pequeños son muy importantes, pero no debemos olvidarnos de las largas jornadas laborales de los adultos y la necesidad de aportar al organismo diferentes nutrientes que nos dan energía para poder hacer frente a todo lo que nos depara la jornada.  Gracias a los zumos de frutas podemos aportar a nuestro organismo los nutrientes de estas, que de otra manera no tomaríamos tan a menudo, como por ejemplo, las frutas tropicales, las bayas del bosque o las que están fuera de temporada.

En personas de avanzada edad también se hace fundamental el consumo de zumos y frutas. Una ración de zumo de frutas puede suponer la ingesta de la fruta necesaria, ya que debido a los problemas dentales y digestivos consumir piezas de fruta se hace más complicado que ingerir un zumo de frutas que es más sencillo, cómodo y rápido.

Ocultar