Casi mágica. La vitamina C es una poderosa aliada para nuestra salud y para nuestro rostro. Su consumo y su aplicación directa a través de distintos productos cosméticos nos ayudará a lucir una piel más sana y bonita.

Desde pequeñitos hemos escuchado una y mil veces decir a nuestras madres que había que tomarse el zumo de naranja rápido porque sino se iba la vitamina C, y nosotros, chicos y chicas obedientes, nos lo bebíamos del trago sin saber muy bien qué nos iba a aportar la dichosa vitamina. Pues nos aporta muchísimas cosas y todas buenas, tanto para estar bien por dentro como para lucir estupendos. Así que tomad nota de cómo aprovecharos de esta vitamina para estos fines.

Leer más

Para empezar es importante resaltar que la naranja no es el alimento que más vitamina C contiene; eso sí, un zumo de naranja para la mañana después de una buena fiesta nos vendrá de maravilla, ya que la vitamina C y la fructosa ayudan al hígado a descomponer el alcohol y cuanto más fresco sea el zumo, mejor, así que a exprimir se ha dicho. Otros alimentos con alto contenido en vitamina C son: el perejil, la alcachofa, el pimiento rojo y verde, los tomates, las espinacas, los zumos de guayaba y limón, las bayas rojas, el kiwi, y también aunque en menos medida las fresas, las coles de Bruselas, el melón y el brócoli.

Vitamina C

Vitamina C para una piel radiante.

Así que si en nuestra dieta empezamos a incluir estos alimentos pronto empezaremos a encontrarnos mejor, y nuestra piel dará cuenta de ello. Cuatro son las funciones principales de la vitamina C en la piel del rostro: antioxidante, regenerante, hidratante e iluminadora. Casi nada. Evidentemente la mejor opción es recurrir a los productos cosméticos que incluyen concentraciones de esta vitamina. La rosa mosqueta es un excelente ejemplo. Pero la lista es larga. Se recomienda por ejemplo usar tónicos de cítricos para limpiar la piel y después ponerse una crema con vitamina C. Las pieles apagadas o deterioradas por el sol, se rehidratarán más rápidamente adquiriendo mejor textura y mayor luminosidad. Pero no es algo que ocurra de un día para otro. El efecto es prolongado, pero hay que tener paciencia para que la piel comience a notarlo.  Ampollas, mascarillas, cremas de todo tipo…cada vez más la nutrición y la cosmética estrechan lazos para ayudarnos, y la línea de productos con alto contenido en vitamina C es un claro ejemplo de ello.

La vitamina C fortalece nuestro corazón, mira cómo.

Y para vosotros, chicos, también hay productos especiales con vitamina C para que tengáis la piel mucho mejor. Así que no tenéis excusa alguna, simplemente con que uséis una buena hidratante y de vez en cuando os hagáis una limpieza con su exfoliante, estáis listos. Aunque sí realmente os preocupa el estado de vuestra piel, podéis entregaros de lleno al asunto y adquirir todos los productos que existen para vosotros.

Cada producto sirve para una acción en concreto, pero el resultado es siempre positivo. Si a una alimentación variada y rica en vitamina C le sumamos el uso de alguno de estos productos los resultados nuestra piel nos lo agradecerá y aunque no rejuveneceremos 15 años como dicen algunas casas de cosméticos, sí tendremos una piel más bonita y cuidada, que ya es bastante.

Ocultar


Lorena Pérez

Lorena Pérez

Licenciada en Periodismo, lleva diez años escribiendo en distintos medios sobre salud, ocio y cine. Aficionada a la buena cocina y la buena comida (sólo si es sin gluten), deportista y cinéfila sin remedio, se acerca al mundo de la salud desde un punto de vista amable y riguroso, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los lectores de Knowi.