Una actividad física intensa, como puede ser la de los corredores, requiere una mayor cantidad de energía y también un mayor aporte vitamínico. Las vitaminas son compuestos orgánicos que se encuentran en pequeñas cantidades en los alimentos y que se requieren especialmente en etapas de la vida en las que las necesidades biológicas son mayores, como la lactancia, la infancia, el embarazo y en la tercera edad. Así que es lógico que  también sean beneficiosas en la dieta de los deportistas.

Y aquí tenéis una selección de las vitaminas que más os pueden ayudar si practicáis algún tipo de actividad física intensa. Al realizar ejercicio se incrementa el desgaste físico, y tras la actividad necesitamos recuperar energías, que nuestros músculos se relajen, hidratarnos, etc. Las vitaminas, aunque no son fuente directa de energía, sí regulan procesos metabólicos, previenen la destrucción celular, contribuyen a mejorar el funcionamiento de nuestro metabolismo. Así que ya sabéis, es mejor estar bien cargadito de vitaminas.

Las vitaminas se clasifican en liposolubles (si son solubles en grasa) e hidrosolubles (solubles en agua). Dentro de las hidrosolubles nos encontramos a todas las vitaminas del grupo B y la vitamina C.

Descubre las vitaminas más improtantes y las fundamentales para todo corredor:

Leer más


shutterstock_209855983

  • Dentro de grupo de las vitaminas B, las mejores para los corredores son la vitamina B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9, B12. En general estas vitaminas están relacionadas tanto con la obtención de energía,  la producción de energía,  la reducción de la fatiga. Por ejemplo la B12, que la podemos encontrar en el conejo, los mejillones o las sardinas, mejora la liberación de energía y nos ayuda a sentirnos menos cansados, efecto que comparte con la vitamina B9, importante también para evitar procesos anémicos y abundante en zanahorias, tomate, y lechuga. 
  • Las vitaminas B1, B2 y B3, por su parte, están relacionadas más directamente con la producción y obtención de energía. La B1, por ejemplo se relaciona con una mejora del umbral anaeróbico y la encontramos en huevos enteros y cacahuetes. La B2, la obtenemos de las almendras, las vísceras o el germen de trigo, y la B3, en el hígado y el arroz integral.
  • La vitamina B5, también tiene un papel importante para los corredores con un sistema inmunitario flojo y la encontramos también en el hígado y en las pipas de girasol. 
  • La conocidísima vitamina C, también está dentro del grupo de las hidrosolubles. Sus propiedades son muchas: contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso, reducción de la fatiga, un mejor estado de los huesos, antioxidante, mejora la absorción del hierro, y también interviene en la liberación de energía. Las naranjas son el alimento más relacinado con la vitamina C, pero también encontramos otros como el kiwi, el pimiento rojo, el brócoli, las fresas, el limon, etc.

shutterstock_210074092

Las vitaminas liposolubles más importantes para el corredor son las vitaminas D, E y K.

  • La vitamina D, es estupenda para los huesos, tanto para prevenir facturas como para contribuir a una mejor recuperación tras una lesión. La encontramos en los boquerones, en el atún y los huevos. Además esta vitamina se sintetiza a través del sol, así que si corremos en pantalón corto siempre que luzca el sol, tendremos una buena cantidad de vitamina D.
  • La vitamina E está presente en el aceite de maíz y las almendras, sobre todo, y nos ayudará por sus efectos antioxidantes.
  • La vitamina K. Los expertos aseguran que es beneficiosa especialmente para mujeres deportistas porque contribuye al equilibrio entre la formación y la reabsorción ósea. El té,y las hortalizas de hoja verde nos aportarán esta vitamina. 

Las vitaminas sólo contribuirán a facilitarte la actividad física, pero para salir a correr o practicar alguna actividad física intensa debemos tener en cuenta muchos otros factores, aunque la alimentación es la base. Eso sí, si estás pensando en comenzar a practicar running de manera habitual, los expertos recomiendan realizar primero un chequeo médico para descartar que puedan surgir problemas al realizar un esfuerzo físico de cierta intensidad. 

Ocultar


Lorena Pérez

Lorena Pérez

Licenciada en Periodismo, lleva diez años escribiendo en distintos medios sobre salud, ocio y cine. Aficionada a la buena cocina y la buena comida (sólo si es sin gluten), deportista y cinéfila sin remedio, se acerca al mundo de la salud desde un punto de vista amable y riguroso, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los lectores de Knowi.