La playa es uno de los lugares preferidos para pasar el verano y poder sobrellevar “la caló” que se nos avecina. La playa es un paraje que nos transmite tranquilidad y nos ayuda a conseguir una relajación absoluta, pero también puede ser el sitio idóneo para practicar toda clase de deportes al aire libre y seguir manteniéndonos en forma mientras estamos de vacaciones. Por este motivo vamos a ver algunas de las actividades más habituales que podemos llevar a cabo en la playa.

Antes de nada debemos tener en cuenta que la playa es un medio diferente a los habituales, ya que está recubierta de arena que nos brinda una fuerte resistencia, pues es un firme inestable sobre el que nos debemos mover. Al tener esta característica de inestabilidad lo que conseguimos es que movernos nos cueste más que en un firme más estable, lo que nos llevará a tener que gastar más energía a la hora de movernos de manera habitual, pues para realizar un mismo movimiento será necesario un mayor desempeño de fuerza.

Esta resistencia que nos ofrece la arena se puede equiparar a la que nos brinda el agua, y es que ambos terrenos son igual de inestables y nos brindan una gran resistencia a la hora de practicar cualquier deporte. Por ello es importante que no olvidemos que la práctica deportiva en la playa será más costosa que en cualquier medio convencional, por lo que el tiempo dedicado a esta actividad no será el mismo, ya que el desgaste y la quema de energía es mayor.

Deportes en la arena

En primer lugar lo que vamos a hacer es destacar algunas de las actividades que podemos hacer sobre la arena. La más realizada es el running. Es cierto que la playa es un buen lugar para correr, debido a la pureza del aire, pero el firme al ser inestable puede suponer todo un riesgo a la hora de practicar este deporte, ya que la pisada no será del todo adecuada, pues debido a esa inestabilidad lo que conseguiremos será realizar movimientos que pueden resultar lesivos para las articulaciones de las piernas. Por ello es recomendable correr por la orilla del agua que es una parte más estable y segura.

Otro deporte que podemos realizar en la playa es el voley. Se trata de un clásico, y es que a diferencia de la carrera, no necesita de una movilidad constante, sino que es una actividad que en la que las carreras son cortas. Este deporte es ideal para practicar en la playa, ya que podemos lanzarnos en la arena sin problema ni miedo de hacernos daño y liberar adrenalina saltando todo lo que podamos para despejar la pelota.

Al igual que el voley podemos realizar diferentes actividades como el bádminton o juegos diversos con palas que nos permitirán trabajar el tren inferior y parte del superior mientras quemamos una gran cantidad de calorías al movernos por un firme que nos ofrece una gran resistencia aumentando los efectos de la actividad que estamos llevando a cabo.

Deportes en el agua

En el agua podemos realizar otros deportes como la natación, que es el más practicado por la mayoría de nosotros. Aunque una piscina es el medio ideal para llevar a cabo este deporte, en el mar lo podemos realizar también aumentando los efectos del mismo, ya que debemos realizar mucha más fuerza a la hora de vencer las corrientes y las olas que hay en el mar.

El surf es otro de los deportes que podemos practicar dentro del agua en la playa. A pesar de ser un deporte en el que nosotros nos desplazamos por medio de una tabla especial, el trabajo que llevamos a cabo es importante ya que debemos sortear las olas y la resistencia que nos brinda el agua para desplazarnos con la tabla más a dentro para volver a salir fuera impulsados por el agua de nuevo para volver a entrar al interior del agua. Junto a estas actividades podemos practicar otras como el remo, el ski acuático, el buceo… 

Todas estas actividades nos harán pasar un momento divertido en vacaciones y poder mantenernos activos y en perfecto estado.