Select Page

Aumentan los tratamientos de fertilidad en los hombres 🎯

Aumentan los tratamientos de fertilidad en los hombres 🎯

Cada vez son más los hombres que necesitan someterse a tratamientos de fertilidad para poder llegar a ser padres. Así lo refleja un estudio llevado a cabo por investigadores de Insituto Valenciano de la Infertilidad en New Jersey. 

La infertilidad masculina representa la mitad de los tratamientos de fertilidad atendidos hoy en día por las clínicas de reproducción asistida. Este hecho, unido a la aparente disminución de la calidad del semen en los últimos años, sitúa este estudio como punto de partida de una realidad que hace saltar las alertas respecto a la evolución de la fertilidad del varón.

La investigación “Total motile sperm count trend over time across two continents: evaluation of semen analyses from 119,972 infertile men”, liderada por la Dra. Ashley Tiegs, fellow de IVI en New Jersey, examinó el recuento total de espermatozoides móviles –parámetro más importante que predice la probabilidad de lograr un embarazo –de 119.982 hombres tratados en las clínicas que IVI tiene repartidas entre España y New Jersey, entre los años 2002 y 2017. Como conclusión, este estudio muestra que la proporción de hombres con riesgo de requerir tratamientos de fertilidad ha aumentado notablemente en los últimos años, pasando de un 12,4% en 2004 a un 21,3% en 2017. Esto supone un crecimiento del 9% en poco más de una década, una evolución cuanto menos llamativa.

El estudio muestra que la proporción de hombres con riesgo de requerir tratamientos de fertilidad ha aumentado notablemente en los últimos años, pasando de un 12,4% en 2004 a un 21,3% en 2017.

¿Qué puede provocar la pérdida de fertilidad masculina?

Según apunta el Dr. Garrido, “existen muchas investigaciones acerca de los efectos adversos del estilo de vida tóxico y la exposición constante a influencias ambientales negativas sobre la calidad de los espermatozoides, pero aún no se sabe con exactitud cómo de nocivos resultan estos factores. Dado que la etiología de esta tendencia en declive del TMSC sigue siendo una especulación, se hace obligatorio un estudio continuado y más preciso de estos factores que pueden afectar negativamente la calidad del esperma y por tanto a la fertilidad de los hombres”.

Desde la Clínica Mayo, señalan que los problemas de fertilidad masculina, “se deben a la baja producción de espermatozoides, a la función anormal de los espermatozoides o a las obstrucciones que evitan la liberación de los espermatozoides” y que las “enfermedades, las lesiones, los problemas de salud crónicos, las elecciones del estilo de vida y otros factores pueden influir en la fertilidad masculina”. 

Los expertos de la Clínica Mayo, explican que son muy diversos y variados los problemas de salud que pueden influir en la pérdida de fertilidad en el hombre, desde lesiones a tumores, pasando por infecciones o enfermedades como la celiaquía, asociada también a infertilidad femenina. “Una de la causas de infertilidad masculina reversible más común es el “varicocele”, una hinchazón de las venas que drenan el testículo que produce una disminución de la calidad de los espermatozoides. En este caso, el tratamiento, puede mejorar la cantidad y la función de los espermatozoides, con lo cuál se podrían mejorar “los resultados cuando se usan tratamientos de fertilidad como técnicas de reproducción asistida, como la fecundación in vitro”, indican. 

Cómo diagnosticar infertilidad masculina

La prueba más habitual empleada por los centros de reproducción asistida, es el seminograma, también conocido como espermiograma. Se trata de comprobar si hay o no riesgo de esterilidad e infertilidad masculina a través de un análisis de semen cuantitativo y cualitativo, a nivel microscópico y macroscópico. 

Esta prueba se realiza también tras una vasectomía, para comprobar la eficacia de la misma. 

Pero además, se pueden hacer otros estudios y pruebas complementarias para estudiar los espermatozoides, su cantidad y su calidad: test de capacitación espermática, estudio hormonal, cariotipo y estudio de los cromosomas espermáticos.

Esterilidad vs Infertilidad

A pesar de ser términos que se usan de forma indistinta, no son lo mismo: la esterilidad es la incapacidad para concebir, mientras que la infertilidad es la imposibilidad para finalizar la gestación con el nacimiento de un niño sano. Hablamos de infertilidad por tanto, cuando se producen dos pérdidas gestacionales, momento en el que se recomienda comenzar los estudios y posibles tratamientos de fertilidad para solucionar el problema.

Una vez que se conocen las causas que provocan la esterilidad o infertilidad, el especialista propondrá el mejor tratamiento en cada caso, desde la Fecundación In Vitro, a la inseminación artificial.

 

 

Vida saludable para prevenir la disfunción eréctil

Es un problema más extendido de lo que parece y normalmente no suele ser puntual, sino que representa un síntoma que probablemente se va a cronificar en el tiempo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 13 =

Banner

Banner

Banner Amazon

Banner

Banner

Banner